Venezuela afina estrategias ante complejo escenario energético

El emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani (izquierda) junto al presidente venezolano, Nicolás Maduro.
El emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani (izquierda) junto al presidente venezolano, Nicolás Maduro.Foto: twitter de Maduro

CARACAS.—La visita a Venezuela la semana pasada del emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, fue entendida como un impulso a las diversas estrategias delineadas por el Ejecutivo Bolivariano con vistas a una progresiva estabilización de los precios del petróleo en el mercado mundial.

Sobre la cotización del crudo giró gran parte del encuentro entre el Emir y el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien adelantó que ya se estaba trabajando en un acuerdo entre la OPEP y los productores más importantes a nivel mundial “para terminar de estabilizar el mercado petrolero en el segundo semestre del año”.

El brusco desplome de los precios a mediados del año pasado, de 100 dólares el barril a casi 40, provocó una situación incómoda para economías como la venezolana que dependen mayoritariamente de los ingresos del llamado oro negro. Maduro reconoció que “el primer cuatrimestre fue complejo, difícil”, aunque subrayó que “tenemos grandes esperanzas en esta nueva alianza entre la OPEP y otros países importantes”.

Cuando en enero de este año el mandatario sudamericano realizó una gira por varias naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo —que lo llevó también a Rusia y China—, anunció en Doha una alianza “con importantes bancos” cataríes para “oxigenar” la situación.

Doha es un socio importante en el mapa de la cooperación con Caracas, que a su vez, encaja perfectamente en el diversificado perfil del país árabe. Los proyectos bilaterales abarcan sectores como el turismo, la agricultura y se insertan en el esquema de cooperación Sur-Sur tan en boga en los últimos años.

Si bien el colapso en 1920 del mercado de perlas convirtió a Catar en una de las naciones más pobres, en la actualidad es líder del manejo oportuno de las ganancias de los combustibles fósiles. Países como la propia Venezuela, padecen una “maldición” al tener ingentes recursos naturales y depender de los mismos. En ello, Catar ha ganado bastante al diversificar su economía con la construcción de proyectos en muchas esferas.

A pesar del descubrimiento de oro negro en 1939, no fue hasta casi una década después que se desarrolló como tal la industria. Solo en 1951 produjo 46 500 barriles de petróleo al día, obteniendo utilidades por 4,2 millones de dólares. Un estimado del 2014 del Fondo Monetario Internacional expone que esta península bañada por el Golfo Pérsico tiene el Producto Interno Bruto per cápita más alto del mundo. En el 2006 se ubicó entre los principales países exportadores de gas natural del mundo, cuyas utilidades junto con las del petróleo, suman más del 60 % de su PIB.

Que dos países como Venezuela y Catar se hayan unido en la búsqueda de nuevas estrategias frente a un complejo escenario, es buen síntoma de la voluntad de encontrar soluciones a la cuestión de los bajos precios del petróleo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s