Las mentiras de la mafia

Mafia terrorista vs relaciones Cuba EU 4

Arthur González – La mafia terrorista anticubana está rabiosa al percatarse que sus días están contados, por tanto intentan desesperadamente cambiar el rumbo histórico de la decisión de la Casa Blanca de restablecer relaciones diplomáticas con La Habana, eliminar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo y el cabildeo iniciado para dar por terminado el Bloqueo Económico, Comercial y Financiero, que no arrojó los frutos esperados en más de medio siglo de aplicación. En un intento de desesperación organizan otra campaña mediática para hacerle creer a la opinión pública de que en Cuba existe represión contra las personas que desean expresar sus ideas, algo que hasta el propio presidente Barack Obama, expuso en su intervención del pasado 17 de diciembre, cuando dijo: “Estados Unidos considera que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche…”.

Esa imagen se va desvaneciendo en la medida que más senadores, representantes, altos funcionarios gubernamentales, hombres de negocio, periodistas y académicos estadounidenses visitan a Cuba.

Ante esa realidad que desmonta las campañas plagadas de mentiras sobre acontecer cubano, la mafia anticubana no se da por vencida y planifica nuevas acciones provocativas.

Hechos como los ejecutados por Tania Bruguera, artista radicada en Estados Unidos son un vivo ejemplo, a los que se suman declaraciones falsas de la grosera Berta Soler de las llamadas “Damas” de Blanco, el de su esposo Ángel Moya, Antonio González-Rodiles, cabecilla del engendro Estado de SATS creado por la CIA y de José Daniel Ferrer, todos mantenidos financieramente desde Miami.

La actual campaña divulgada por los principales medios informativos miamense y algunos españoles, pretende vender la imagen de una Cuba virtual que no ve ninguno de los millones de extranjeros que visitan anualmente la isla ni los cientos de periodistas de importantes cadenas ni los diplomáticos y menos aun los miles de estudiantes de cientos de países que cursan estudios superiores en todas las provincias del país.

En Cuba existen miles de iglesias católicas, evangélicas, órdenes religiosas, Casas culto y una representación del Estado Vaticano. Ninguna de estas atestigua la supuesta represión que los asalariados de Washington aseguran padecer.

¿Acaso esos extranjeros y religiosos son ciegos y sordos? Algo no concuerda con la realidad, pues no puede ser verdad que tantas personas honestas no vean ni escuchen los hechos de represión que afirman sufrir los que cobran miles de dólares solo por el oficio de ser “disidentes”.

Para tener una idea exacta del motivo de esa cruzada anticubana, resulta suficiente leer lo que aseguraron algunos sitios sufragados por la CIA en las redes sociales, al convocar a un “tuitazo” el domingo 31 de mayo bajo la etiqueta #TodosMarchamos, para denunciar la presunta represión del régimen.

De acuerdo con el anuncio de los titulados “disidentes”, la intensión consiste en organizar “una campaña de presión en las redes sociales para denunciar la violación de los derechos humanos en la Isla en el contexto actual, para romper el silencio sobre la represión a pesar de las negociaciones del régimen con Estados Unidos y la Unión Europea”.

Bien definido está el objetivo de boicotear las conversaciones entre Estados Unidos y Cuba, así como la próxima reunión de altos funcionarios de la isla con la Unión Europea.

La campaña está liderada “casualmente” por el Nuevo Herald de Miami y el sitio digital Diario de Cuba, ambos sostenidos con dinero destinado para la subversión contra la Revolución cubana.

Si en vez de los asalariados Antonio González-Rodiles, Yoani Sánchez, la grosera Berta Soler, la mentirosa Martha Beatriz Roque Cabello, o José Daniel Ferrer, actualmente es el más favorecido monetariamente por Miami, lo hicieran el Nuncio Apostólico, Dionisio García Ibáñez, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos y Arzobispo de Santiago de Cuba, el Cardenal Jaime Ortega Alamino, el embajador de la Unión Europea en La Habana, el de España, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, o los jefes de las agencias de prensa, sería otra la seriedad de la noticia.

No por gusto el Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, envió el 15 de abril de 2009 un cable codificado al Departamento de Estado con copia a la CIA y al Consejo de Seguridad, donde asegura:

[…] Muchos grupos de oposición son dominados por individuos con encumbrados egos que no trabajan bien en equipo…

[…] no es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano…vemos poca evidencia de que las organizaciones disidentes principales tengan mucho impacto en los cubanos de a pie.

[…]Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo…

[…] dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores…

Con estos elementos cada cual saque sus conclusiones, ya que como afirmó José Martí:

“… la verdad continúa incólume su marcha por la tierra”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s