Aleida Guevara, hija del “Che” : los pueblos latinoamericanos y la necesidad de estar unidos

 Aleida Guevara

Los pueblos latinoamericanos reivindican la necesidad de mantenerse unidos . Los pueblos latinoamericanos reivindicaron en Bruselas la necesidad de mantenerse unidos para mejorar aspectos como la integración, las políticas sociales, la paz y la soberanía, la lucha contra el cambio climático o la protección de los derechos humanos.

“Hoy vemos la fuerza que emana de los pueblos latinoamericanos y la necesidad de estar unidos, somos 200 millones de hermanos”, dijo Aleida Guevara, hija del “Che”, en la Cumbre de los Pueblos Latinos celebrada hoy en Bruselas. La también colaboradora del Centro de Estudios Che Guevara apostó por defender la “solidaridad cabal entre los pueblos” y reivindicó “los diálogos de las grandes figuras de América Latina, empezando por los líderes Simón Bolívar y José Martí”.

Más de 340 organizaciones procedentes de 43 países europeos y latinoamericanos compartieron sus inquietudes en siete mesas redondas sobre protección social, derechos humanos, tratados de libre comercio o protección del medio-ambiente, entre otros asuntos. Los organizadores confirmaron la asistencia de unos 1.500 participantes al evento, que ha coincidido con la cumbre de líderes de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y que concluirá en la basílica de Koekelberg con un acto presidido por el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

En la conferencia sobre la integración de los pueblos de América Latina, Guevara expresó su deseo acerca de un continente que “resista el expansionismo y los apetitos imperiales de la otra América”. “Sólo la unión permitirá ubicar al ser humano en el centro de la sociedad (…), una sociedad en la que la primera regla sea el culto a la dignidad del hombre”, añadió. Por ello, pidió una política de integración “basada en la cooperación, la libertad, la justicia social, la solidaridad” y la lucha contra las desigualdades. Para el académico venezolano Juan Romero, el concepto de integración en Latinoamérica debe basarse en la unidad, en las “disoluciones de los vínculos coloniales” y en un planteamiento “antiimperialista”. “¿Cómo hemos manejado este concepto en América Latina? Un modelo se da en términos de absorción de pequeñas economías por parte de otras más grandes y otro trata de compensar las asimetrías existentes”, explicó.

Romero consideró que hace falta un cambio “en las relaciones entre los Estados y los centros de dominación”, así como impulsar “iniciativas de empoderamiento, movimientos sociales, acuerdos de asistencia para reducir la desigualdad y programas de paz”. A su juicio, “la agenda política tiene que estar por encima de la agenda económica”. Por otra parte, Guevara criticó los “apetitos imperiales” de Estados Unidos, país al que consideró “la principal amenaza para los pueblos latinos”. “Su política expansionista es devastadora para los países latinoamericanos”, dijo tras mostrar su oposición al “poder hegemónico que quiera aplastar las condiciones de libertad, igualdad y justicia social” en el continente.

Sobre los acuerdos de libre comercio entre América Latina y la Unión Europea, los participantes firmaron una declaración en la que denuncian que éstos “se han concebido en respuesta a la lógica neoliberal de los mercados”. “No tienen ventajas para la población, pues su objetivo es abrir los mercados a las multinacionales europeas y rebajar los salarios en Europa”, precisaron. Por ello, aplaudieron que algunos presidentes latinoamericanos hayan rechazado unos acuerdos “que protegen con furia a una pequeña porción de privilegiados”, como es el caso del mandatario boliviano, Evo Morales. “Si se firman, el Estado se reduce a un instrumento al servicio de las multinacionales”, alertaron. Los tratados de libre comercio suponen, a su juicio, “un aumento de la presión sobre el medio-ambiente, un auge de los conflictos sociales y una criminalización de los movimientos de protesta”.

En la ponencia sobre los principales retos a los que se enfrenta la sociedad latinoamericana y la europea, los participantes denunciaron en un manifiesto que “más de la mitad de la población no se beneficia de ninguna vía de protección social”. “Aunque los ciudadanos europeos son relativamente privilegiados, la crisis económica es la excusa perfecta de los gobiernos neoliberales para diezmar la cobertura social de los trabajadores”, protestaron. Asimismo, defendieron la importancia de fortalecer el sistema de protección de los más vulnerables para “reducir la pobreza y la desigualdad.

Foto de Carlos Manuel Serpa


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s