Miami: Toque de queda para sus jóvenes

La intención es tratar de salvarles la vida en medio de la falta de seguridad que prima allí.

A partir del próximo lunes, y de acuerdo a una orden policial,  los menores de 18 años tendrán muy restringidos sus movimientos en la ciudad.

Según Diario Las Américas durante la semana  no podrán estar en la calle después de las 11 de la noche.

Así como los fines de semana desde la medianoche del sábado hasta las seis de la mañana que sigue.

Para “legalizarlo” echan mano a una ordenanza municipal de 1994 teóricamente enfilada a proteger su juventud y evitar que siga creciendo la violencia.

La llamada Juvenile Curfew Ordinance, (ordenanza de toque de queda juvenil) prohíbe a los menores transitar en lugares públicos de Miami, andando o viajando en un vehículo.

Si lo incumplen y son atrapados, agentes del orden les impondrán una amonestación, los llevarán a su casa o a una estación de policía.

Pero no es la primera vez que en esa urbe floridana se aborda el tema de la violencia.

A fines de noviembre del año pasado el sitio MiamiDiario desplegó un impresionante titular: “Pareja fusilada en Miami-Dade”.

Aclaró que tuvo lugar al noroeste de la ciudad, donde las víctimas perecieron a tiros cuando veían un juego de fútbol.

De pronto, informaron testigos,  se detuvo un automóvil y desde su interior empezaron a disparar contra ellos.

Una vez más no hubo detenidos y la policía se limitó a explicar que investigan quienes fueron los autores de la balacera, comentó el referido sitio digital.

¿Cuándo sucedió la tragedia? A solo horas de estallar un tiroteo en la Universidad Estatal de la Florida con saldo de tres alumnos heridos, uno de gravedad.

Por aquellos días el Nuevo Herald desplegó un editorial bajo el titulo Una alarma que no se puede ignorar.

En su texto afirmó que “los estampidos de las armas de fuego vuelven a llenar de pavor al público”.

Recordó el caso de la Universidad Estatal, cuando un individuo penetró en una biblioteca y abrió fuego contra los presentes.

Como agresor identificaron a Myron May, un ex alumno, dijo el Herald, “que al parecer tenía problemas mentales”.

Casi a la misma hora, en el norte de Miami, dos jóvenes resultaron heridos de bala en un tiroteo cerca de una escuela secundaria.

El rotativo circuló un editorial donde afirmó en una de sus partes:

“Dos hechos de sangre con armas de fuego el mismo día no constituyen solo una tragedia, sino una señal de alarma”.

Lo peor ha sido que esa tendencia, en lugar de frenarse, ha continuado su rumbo.

De ahí que una vez más apelen al toque de queda para aliviar la situación.

Prueba inequívoca de la incurable y generalizada enfermedad que desmenuza a la rica sociedad de apariencias en la que conviven.

Tomado de Cubasi


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s