Orientaciones de la CIA

CIA 33Arthur González – No hay casualidad, las acciones que intenta hoy ejecutar la exigua contrarrevolución interna en Cuba, son similares a las que la CIA orienta y financia en Venezuela y más recientemente en Ecuador; viejos y gastados métodos que ejecutan desde 1959 al triunfar la Revolución encabezada por Fidel Castro.

Documentos secretos desclasificados así lo confirman. A pesar de que el presidente Barack Obama confesó el 17.12.2014 que el enfoque de la política hacia Cuba era anticuado y la CIA desde la década de los años 60 ya percibía que su estrategia no alcanzaba los objetivos previstos en sus planes y debía ser cambiada, ahora vuelven con su misma línea de acción aunque la vida los lleve nuevamente al fracaso y la pérdida de miles de millones de dólares.

Cuando se estudia a fondo el conocido Plan Mangosta de 1962 contra Cuba, se aprecian elementos que hoy ponen de manifiesto la reiteración de medidas.

Un ejemplo evidente son las actuales instrucciones recibidas por el asalariado Antonio Enrique González-Rodiles en sus últimas visitas a Miami, donde le indicaron participar junto a las “Damas de Blanco” en sus marchas dominicales por una céntrica avenida de La Habana, algo que jamás deseó hacer dadas las marcadas diferencias de educación, formación profesional con esas mujeres y líneas de trabajo inicialmente trazadas en Estados Unidos cuando fue reclutado en el 2004.

No caben dudas, la CIA pretende ganar la calle con la esperanza de que se le sumen jóvenes y personas del pueblo que se sienten insatisfechas por la difícil situación económica por la que atraviesa Cuba, en gran medida por el reforzamiento del Bloqueo impuesto por Estados Unidos desde hace más de medio siglo, el que persigue toda transacción comercial y bancaria de Cuba con otros países.

El error de los funcionarios yanquis es creer que insatisfacción es lo mismo que oposición y de ahí sus permanentes fracasos con los cubanos.

A partir del desespero característico que los lleva a cometer múltiples desaciertos, instruyen a González-Rodiles para que a través de Twitter engañe al mundo sobre la tranquilidad ciudadana que respira la Isla.

Los dos millones y medio de ciudadanos que residen permanentemente en la capital desconocen esas supuestas “manifestaciones contra la Revolución”, que afirma el asalariado de Estados Unidos y menos aun la inventada represión policial.

Si en realidad esas cosas sucedieran las televisoras del mundo estuvieran transmitiéndolas 24 horas, como hacen algunas ante las golpizas brutales contra el movimiento popular en España, México, Perú, Chile, o en los propios Estados Unidos contra los norteamericanos de raza negra.

En Cuba jamás han podido documentar una sola represión similar, pues el pueblo apoya mayoritariamente a la Revolución que hizo por decisión propia, sin injerencias extranjeras ni cientos de millones de dólares de la CIA; por el contrario llena plazas y avenidas en marchas el 1ro de Mayo como prueba de su simpatías por el sistema socialista y los logros alcanzados.

El Gobierno de Estados Unidos y la CIA hicieron hasta lo imposible por evitar el triunfo de los rebeldes encabezados por Fidel Castro, algo más que probado en las actas secretas del Consejo de Seguridad Nacional ya desclasificadas, los múltiples Planes de Acción Encubierta diseñados para fabricar a la “oposición”, los programas para entrenarla y el amplio financiamiento para sostener sus actividades y campañas mediáticas.

Sería muy beneficioso para el mundo conocer el monto de las altas sumas de dólares que reciben mensualmente para sus actividades González-Rodiles, Berta Soler, Ángel Moya, Guillermo Fariñas, el conocido por “Antúnez”, José Daniel Ferrer y las llamadas “Damas” de Blanco, quienes de damas solo tienen ese calificativo inventado para desacreditar a Cuba,.

No por gusto la contrarrevolución asalariada está indignada con las declaraciones que el Cardenal cubano Jaime Ortega Alamino, ofreciera a la prensa española el 07.06.2015, al afirmar: “en Cuba no quedan presos políticos”.

Si alguna institución conoce perfectamente la situación interna de cada país es la Iglesia Católica, por llegar hasta la base de la sociedad y tener en sus manos el secreto de la confesión.

Los Obispos cubanos saben perfectamente las calumnias que inventan los que reciben dinero y orientaciones desde Washington y Langley, pues vivieron épocas muy convulsas antes de 1959 cuando el pueblo cubano era realmente oprimido por la tiranía de Fulgencio Batista, quien asesinó a más de 20 mil cubanos sin que jamás recibiera una condena de la OEA y menos de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Batista fue ahijado predilecto de la Casa Blanca al permitirle ocupar el país con sus inversiones en todos los sectores de la economía, por lo que obtenía altas sumas de dinero en comisiones.

Las calumnias de Gonzalez-Rodiles solo sirven para desacreditarlo aun más, al ponerse del lado de los que carecen de moral, ética, talento, prestigio y veracidad, algo que la vida se ha encargado de demostrar.

Razón tuvo José Martí cuando afirmó:

“Solo la moralidad de los individuos conserva el esplendor de las naciones”.

Relacionado


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s