Despilfarro de dinero

dinero-mercenarios

Arthur González – El día en que los ciudadanos estadounidenses conozcan la verdad de lo que hacen las autoridades con su dinero, las calles se colmarán de personas en protesta por la forma en que se despilfarra su contribución.

Si la prensa norteamericana, esa que asegura decir toda la verdad con plena libertad, explicara en detalles los cientos de miles de millones de dólares que ha malgastado desde hace medio siglo la Casa Blanca, para sostener a los contrarrevolucionarios en Cuba, seguramente que las manifestaciones fueran masivas.El país que posee la deuda externa más amplia del mundo, y a inicios del presente año fiscal se vio obligado a cerrar museos y oficinas públicas por falta de dinero, le entrega millones de dólares a los llamados “disidentes” cubanos, en un esfuerzo inútil por derrocar el sistema socialista de la Isla, algo que finalmente reconoció el presidente Barack Obama.

A pesar del fracaso de su política continúan regalándole a esos “opositores” el dinero de los contribuyentes norteamericanos, como se demostró recientemente mediante la entrega de un premio en Miami, a uno de los viejos asalariados de Washington, nombrado René Gómez Manzano, personaje que vive sin trabajar desde hace 45 años pero disfrutar su vida a plenitud gracias a los miles de dólares que le envían desde Estados Unidos.

Ni este ni otros contrarrevolucionarios de su generación, han logrado mover las bases del sistema socialista en Cuba y menos aun engrosar las filas de la mal llamada “disidencia”, con jóvenes universitarios.

La membrecía de sus grupúsculos mantienen una elevada edad y aunque critican al gobierno de la Isla por tener muchos adultos mayores en sus filas, los asalariados siguen la misma línea, al no tener la capacidad para atraer a los jóvenes cubanos, que no obstante sentirse insatisfechos por la difícil situación económica de su país, no son opositores al sistema que los educa, cultiva espiritualmente y les brinda salud gratuitamente.

Gómez Manzano estudió Licenciatura en Derecho en la Universidad de la Habana, pero no se gana el pan diario con el sudor de su frente, sino con el del enfrente, pues es en Estados Unidos donde los trabajadores aportan el dinero que más tarde le sea enviado a sus bolsillos y de otros “disidentes”, posibilitándoles vivir plácidamente sin necesidad de trabajar.

Desde que Obama entró a la Sala Oval, aprueba 20 millones anuales para las acciones subversivas contra Cuba y recientemente se anunció oficialmente el incremento hasta 30 millones para el nuevo año fiscal.

Esa es la forma más fácil de despilfarrar el dinero ajeno.

Por eso como expresa José Martí: “…honor y corazón se truecan fácilmente por dinero”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s