Todos los pronunciamientos sobre Cuba de Hillary Clinton en Miami

 Democratic U.S presidential candidate Hillary Clinton makes a speech on Cuban relations at Florida International University in Miami, Florida July 31, 2015.  - RTX1ML4W

Néstor García Iturbe – Cuando no damos toda la información, nuestro pueblo comienza a crearse una idea errónea de los asuntos.

Quizás algunos lo que desean es que se conforme esa idea errónea.  A otros los invade del facilismo , toman en sus manos el cable de una agencia estadounidense que acaba de llegar y como la cotorrita del cuento repiten lo que el mismo dice, ya sea en la prensa escrita como en la televisión.  No se realiza el análisis correspondiente, para dar la noticia lo más cercana a la realidad y que el pueblo pueda conocer las interioridades del problema.

Como ha sido ampliamente divulgado por nuestra prensa, la señora Hillary Clinton, aspirante a la presidencia de Estados Unidos, en una comparecencia en la ciudad de Miami, relacionada con su campaña electoral, planteó que de llegar a la presidencia trabajaría a favor del levantamiento del bloqueo  a Cuba.

Acabo de analizar el discurso de la señora, el cual le trasladaré a ustedes en idioma inglés. Para beneficio de los que no conocen dicho idioma seleccionaré algunos párrafos que traduciré, pero el discurso completo va al final, en PDF.

El análisis de lo que dijo la señora Clinton, si es beneficioso conocer la forma en que piensa y cómo tiene planificado desarrollar las relaciones con Cuba en caso de que llegue a la Casa Blanca, se los dejo a ustedes, que estoy seguro no se van a equivocar en la valoración.

Un interesante detalle ya conocido, la esposa del hermano de Hillary es cubana de nacimiento y cuando niña viajo a Estados Unidos, esto no debe pasarse por alto:

“I teared up as Frank was talking about his mother—not able to mourn with her family, say goodbye to her brother. I’m so privileged to have a  sister-in-law who is Cuban-American, who came to this country, like so many others as a child and has chartered her way with a spirit of determination and success.”

Dentro del auditorio, seguramente invitada por Hillary o como parte del espectáculo propagandístico estaba Miriam Leiva, según se anunció, una de las fundadoras de lasDamas de Blanco (¿Cómo Hillary sabía que estaba allí sino era parte del espectáculo?) La describió como “una brava mujer cubana que ha desafiado al régimen de Castro y que demanda dignidad y reformas”.  Dijo se sintió honrada de que estuviera allí: 

“Many of you have your own stories and memories that shape your feelings about the way forward. Like Miriam Leiva, one of the founders of the Ladies in White, who is with us today – brave Cuban women who have defied the Castro regime and demanded dignity and reform. We are honored to have her here today and I’d like to ask her, please raise your hand. Thank you.” 

Dijo además:

No podemos mantener por más tiempo una política que no ha fructificado. Tenemos que aprovechar el momento. Debemos apoyar  los cambios en una isla que los necesita desesperadamente.

“I understand the skepticism in this community about any policy of engagement toward Cuba. As many of you know, I’ve been skeptical too. But you’ve been promised progress for fifty years. And we can’t wait any longer for a failed policy to bear fruit. We have to seize this moment. We have to now support change on an island where it is desperately needed.

Veinte años más tarde, los abusos del régimen relacionados con los derechos humanos continúan, el encarcelamiento a disidentes, la supresión de la libertad de expresión y de Internet, el golpear y amenazar a las valientes Damas de Blanco, rechazar una investigación creíble de la muerte de Osvaldo Paya. Si alguien piensa que podemos fiarnos de ese gobierno, es que no ha aprendido la lección de la historia. 

“Twenty years later, the regime’s human rights abuses continue: imprisoning dissidents, cracking down on free expression and the Internet, beating and harassing the courageous Ladies in White, refusing a credible investigation into the death of Oswaldo Paya. Anyone who thinks we can trust this regime hasn’t learned the lessons of history. 

Como Secretaria de Estado, pude comprender que nuestra política de aislar a Cuba estaba fortaleciendo las garras de Castro en el poder en vez de debilitarlas, lo cual perjudicaba nuestros esfuerzos para restablecer el liderazgo de Estados Unidos en todo el hemisferio. Castro podía culpar al embargo de Estados Unidos de todos los males, desviando la atención de los errores del régimen y demorando el momento de rendir cuenta al pueblo cubano. Sin intención de hacerlo, estábamos ayudando al régimen para que mantuviera a Cuba como  una sociedad cerrada y controlada, en vez de promover la apertura positiva a la influencia externa, en la misma forma que lo hicimos de forma tan efectiva con el antiguo bloque Soviético y en otros lugares. 

But as Secretary of State, it became clear to me that our policy of isolating Cuba was strengthening the Castros’ grip on power rather than weakening it – and harming our broader efforts to restore American leadership across the hemisphere. The Castros were able to blame all of the island’s woes on the U.S. embargo, distracting from the regime’s failures and delaying their day of reckoning with the Cuban people. We were unintentionally helping the regime keep Cuba a closed and controlled society rather than working to open it up to positive outside influences the way we did so effectively with the old Soviet bloc and elsewhere. 

En el año 2011 se disminuyeron las restricciones para el envío de dinero y las visitas a Cuba. Los estadounidenses comenzaron a vincularse directamente con el pueblo  cubano, lo que les llevo nuevas esperanzas, apoyo a familias que luchaban y bravos activistas de los derechos civiles.  Se comenzó la apertura de pequeños negocios  y comenzaron a llegar los teléfonos celulares.  Poco a poco los cubanos comenzaban a coger el sabor de un futuro diferente. 

“In 2011, we further loosened restrictions on cash remittances sent back to Cuba and we opened the way for more Americans – clergy, students and teachers, community leaders – to visit and engage directly with the Cuban people. They brought with them new hope and support for struggling families, aspiring entrepreneurs, and brave civil society activists. Small businesses started opening. Cell phones proliferated. Slowly, Cubans were getting a taste of a different future. 

Yo estaba convencida que fortaleciendo los lazos entre cubanos y estadounidenses sería le mejor forma de promover cambios políticos y económicos en la isla.

“I then became convinced that building stronger ties between Cubans and Americans could be the best way to promote political and economic change on the island  

Es cierto que los cambios políticos no vendrán rápidos ni fácilmente en Cuba.  Pero miren alrededor del mundo cuanto países han realizado una transición de la autocracia a la democracia, en Europa del Este, en el Este de Asia y en América Latina. 

“And yes it’s true that political change will not come quickly or easily to Cuba. But look around the world at many of the countries that have made the transition from autocracy to democracy – from Eastern Europe to East Asia to Latin America. “

Es necesario terminar con el embargo a Cuba, de una vez y para siempre.  Debemos sustituirlo por un acercamiento inteligente que le de poder a los negocios de cubanos , a la sociedad civil cubana y a la comunidad Cubano Americana para que estimule el progreso y mantenga la presión sobre el régimen. 

“The Cuba embargo  needs to go, once and for all. We should replace it with a smarter approach that empowers Cuban businesses, Cuban civil society, and the Cuban-American community to spur progress and keep pressure on the regime.

Los cubanos quieren comprar nuestros productos, leer nuestros libros, navegar en nuestra web y aprender de nuestra gente. Ellos quieren llevar su país al siglo XXI.  Ese es el camino hacia la democracia y la dignidad, nosotros debemos caminar a su lado. 

“They want to buy our goods, read our books, surf our web, and learn from our people. They want to bring their country into the 21st century. That is the road toward democracy and dignity and we should walk it together 

Si volvemos al pasado nadie se beneficiaría más que los de la línea dura en la Habana.  De hecho no hay mejor argumento para promover las relaciones ,que el propio hecho de que los cubanos de la línea dura se oponen a estas. 

“If we go backward, no one will benefit more than the hardliners in Havana. In fact, there may be no stronger argument for engagement than the fact that Cuba’s hardliners are so opposed to it. 

Los republicanos analizan la situación equivocadamente. Las relaciones no son un regalo para los Castro, es una amenaza para los Castro. Una embajada estadounidense en la Habana no es una concesión, es un refugio. Levantar el embargo no es un paso atrás en el avance de la libertad, es llevar la libertad  a donde se necesita con mayor desesperación.

“They have it backwards: Engagement is not a gift to the Castros – it’s a threat to the Castros. An American embassy in Havana isn’t a concession – it’s a beacon. Lifting the embargo doesn’t set back the advance of freedom – it advances freedom where it is most desperately needed. 

Como presidente aumentaré la influencia de Estados Unidos en Cuba, en vez de reducirla 

“As President, I would increase American influence in Cuba, rather than reduce it. 

Primero debemos promover que más estadounidenses visiten Cuba… para apoyar los negocios privados y relacionarse con el pueblo cubano.

“First, we should help more Americans go to Cuba. If Congress won’t act to do this, I would use executive authority to make it easier for more Americans to visit the island to support private business and engage with the Cuban people. 

Segundo, utilizaré nuestra nueva presencia y vinculaciones,  para el apoyo más efectivo a los derechos humanos y la sociedad civil en Cuba. Considero que en la medida que nuestra influencia se expanda entre el pueblo cubano, nuestra diplomacia puede ayudar a crearnos un espacio político en la isla en la forma en que nunca lo hemos tenido antes.

“Second, I would use our new presence and connections to more effectively support human rights and civil society in Cuba. I believe that as our influence expands among the Cuban people, our diplomacy can help carve out political space on the island in a way we never could before. 

Hasta aquí las ideas expuestas  en el discurso de Hillary que considero interesantes y  como dije anteriormente, no han sido divulgadas en Cuba.

Quieren  promover que suceda lo mismo que con el bloque socialista y otros países del mundo.

Realmente nada de lo dicho nos sorprende ni pudiéramos decir que no lo sabíamos, este discurso lo ratifica.

El discurso completo, en inglés, aquí.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s