John Kerry reabre el viernes la embajada USA en La Habana

635730275249358149m

TELAM – Se producirá cuando el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ice la bandera estadounidense y quede reabierta formalmente la embajada de su país, tras 54 años de tensiones, que aún están lejos de estar superadas totalmente.

El acto de reapertura de la embajada de estadounidense es un hecho histórico que completa la inauguración de la representación cubana en Washington, que se realizó el pasado 20 de julio, en un acto que fue presenciado por más de 500 invitados y donde las autoridades cubanas reclamaron, una vez más, el levantamiento del embargo comercial con que Estados Unidos sancionó a comienzos de los años ’60 el alineamiento de Cuba con la Unión Soviética, en plena Guerra Fría.

Desde que los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, anunciaron el último 17 de diciembre el restablecimiento de las relaciones, en mensajes simultáneos, Washington revocó varias restricciones, pero sólo las que dependían de la decisión de la Casa Blanca.

El bloqueo fue sancionado por el Congreso estadounidense y es ese poder el que lo tiene que levantar, lo que no resulta fácil en medio de un proceso electoral para las elecciones presidenciales de 2016, en el que demócratas y republicanos utilizan a Cuba como un elemento más de la campaña para suceder a Obama.

De hecho, los republicanos se han abloquelado en la negativa a levantar las sanciones, con el argumento de que sería “convalidar al régimen castrista, sin que haya habido una apertura democrática”. En tanto que desde el Partido Demócrata, la precandidata Hillary Clinton ha planteado terminar ya con ese bloqueo.

En los hechos, desde que se anunció el descongelamiento hasta esta apertura de las embajadas, con un mes de distancia una de otra, el hecho más destacado es la decisión de sacar a Cuba del listado de países propiciadores del terrorismo, en el que Washington la había incluído con el argumento de había dado refugio a miembros del grupo separatista vasco ETA y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de albergar a fugitivos estadounidenses.

Este era el segundo reclamo en órden de importancia en el menú de La Habana, ya que a los países que considera patrocinadores del terrorismo, Washington les prohibe exportar o vender armamento, controla ciertas exportaciones que también mejorarían sus capacidades militares y restringe también su asistencia económica.

En ese mismo mes de mayo, la Oficina de Control de Activos del Departamento del Tesoro de EE.UU. levantó la prohibición y ya al menos cuatro compañías de transporte marítimo han informado que recibieron licencias para realizar el viaje a la isla, que se encuentra 150 kilómetros de los cayos en el sur de la Florida.

“La acción de hoy es un gran paso hacia adelante”, le dijo en ese momento Joseph Hinson, presidente de United Americas Shipping Services, una empresa de envío de mercancía con sede en Miami, que es una de las que tiene licencia para fecetuar viajes entre los dos países.

De momento, Estados Unidos mandará el mismo personal que trabaja en la sección de intereses, que funciona en el mismo edificio en donde tendrá sede la embajada, donde trabajan unas 300 personas, de las que unos 50 son funcionarios estadounidenses, aunque no descarta ampliarlo en un futuro.

Esa decisión dependerá en primer lugar de cómo avance en el Congreso estadounidense el pedido de la Casa Blanca de levantar el bloqueo, y esa política más a planteos ideológicos estará necesariamente atada al ritmo en que crezcan los negocios para las empresas estadounidenses.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s