No cesa la agresión radial contra #Cuba

No cesa la agresión radial contra Cuba.Por: José Ramón Rodríguez Ruiz -Cubadefensa-

La justa demanda de Cuba de que EE.UU. desista de agredir el espacio radioeléctrico nacional, con información tergiversada dirigida a subvertir el orden interno de la Isla, encuentra hasta el momento oídos sordos en el gobierno de ese país.

 Acontecimientos recientes demuestran que nuestro vecino del norte no pretende –al menos por el momento– suspender este tipo de agresión, coherente con la intención de derrotar a la Revolución mediante procedimientos no convencionales, objetivo al que no renuncia luego del cambio de política del 17 de diciembre de 2014.

El pasado 19 de julio, la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB) de la Junta de Gobernadores para las Transmisiones (BBG) de EE.UU., responsables de las mal llamadas Radio y TV Martí , puso en licitación un contrato en interés de la agresión radial contra Cuba, cuyo objetivo declarado es “elevar las características de la propagación de la señal de onda media (AM) en horario nocturno para alcanzar la audiencia cubana”.

Según la licitación, la idea de la OCB es la retransmisión de la programación de Radio Martí , desde una estación AM local en Miami, entre las 10:00 pm y las 12:00 am, siete días a la semana, entre el 8 de agosto de 2015 y el 7 de febrero de 2016.

Aclara que el contratista puede transmitir sus propios anuncios comerciales, distinguiéndolos de la programación de la OCB y manteniendo “un alto grado de integridad y ética de negocios”. Además, “no debe haber anuncios políticos inmediatamente antes o después de la programación provista por la OCB”.

Este tipo de anuncio es frecuente en el entramado de la agresión radioeléctrica contra Cuba, la cual se sustenta en relaciones comerciales, con el dinero del contribuyente estadounidense y la anuencia de una retrógrada banda de políticos anticubanos en el Congreso de ese país, cuya tajada en esos menesteres es significativa.

La ética e integridad que se solicitan al futuro contratista, no está en lo absoluto presente en el actuar de dichos instituciones, cuya “baja moral” y fraudulento accionar ha quedado claro, inclusive, en auditorías realizadas por las propias instituciones del Gobierno de EE.UU.1

No obstante al fracaso al que su esencia las condena, tales actividades continúan, y un despilfarro de fondos millonarios pretende enviar a Cuba, por disimiles vías, información falsa, agresiva y tergiversada sobre las realidades de nuestro país, con el fin de “influir en las emociones y actitudes” de los cubanos, como se establece en la doctrina de la Guerra No Convencional.

Prohíben el contenido político a sus contratistas, porque esa carga va incluida en los mensajes que generan con fines subversivos y seguramente no desean confusiones.

Lo cierto es que esa loca y fracasada aventura forma parte de la política fallida que la propia administración estadounidense ha reconocido y debiera cesar si son ciertas las pretensiones de relaciones normales. Mientras tanto, esta radio que no se oye y la TV que no se ve, seguirán fracasando en sus propósitos y no pasarán de ser rezagos del pasado, que la historia se encargará de sepultar.

Referencias
1. http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/07/07/baja-moral-en-radio-y-tv-marti/#.Vbt0mVYoFbU


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s