Cuba único país que ha logrado cumplir los objetivos para 2015 establecidos por el Foro Mundial de Educación de Dakar


Un aula cubana.

Por: Noel Manzanares Blanco

Cada 22 de Diciembre, en la Mayor de las Antillas y otras latitudes en las que se encuentren Docentes del Caimán Verde, celebramos el Día del Educador como tributo y recordación del momento en el que el Compañero Fidel, en la Plaza de la Revolución con nuestro pueblo en 1961, declaraba al archipiélago nacional “Territorio libre de analfabetismo” con la convicción de haber ganado “una gran batalla” comenzada por Maestros/as, seguidos por Alfabetizadores/as populares e impulsada de manera decisiva por innumerables Jóvenes que integraron el Ejército de Alfabetización “Conrado Benítez”. He aquí un punto focal, en una meditación acerca del impacto del Educador/a de la Isla a la Patria de ayer, de hoy y de mañana.

A grandes zancadas, debo apuntar que una vez que dejamos atrás el desconocimiento que primaba en sectores nada despreciable de ciudadanos/as cubanos/as, nos dimos a la tarea y logramos sobrepasar las metas del 6to. y 9no. grados de escolaridad hasta llegar a que en la actualidad, según la UNESCO, somos el único país que ha logrado cumplir los objetivos para 2015 establecidos por el Foro Mundial de Educación de Dakar en el año 2000.

Baste con subrayar que con respecto a la enseñanza primaria universal, Cuba ya alcanzaba en 1999 un porcentaje de 97% o superior, y ha logrado mantenerlo hasta ahora; que la tasa cubana de repetición en la enseñanza primaria pasó de 1,6% en 1999 a 0,6% en 2012; que somos uno de los países con mayor equidad de género; y que el gasto público en este significativo sector social ha aumentado su porcentaje toda vez que la parte del Producto Interno Bruto destinado a tales fines pasó del 6,9% en 1999 al 13% en 2012 —solo en ese período. Destaco de paso que absolutamente cualquier cubano/a puede hacer un Doctorado si está en capacidad intelectual de alcanzarlo, sin sacar dinero de su bolsillo —al margen de que a esta altura persiste el Bloqueo.

Entretanto, insisto en que nuestra Educación institucionalizada es causante en medida considerable de la competencia científica que exhibe el archipiélago nacional en múltiples áreas de las cuales quizás la más representativa sea la relacionada con la industria bio-médico-farmaceútica; al tiempo que resalto que constituye un factor nada despreciable la ayuda cubana al saber de muchos pueblos del Mundo, incluyendo algunos del mismísimo Norte, tanto en el país como en territorios de los necesitados/as.

No obstante, esta nota que comporta con mis lectores/as la concibo divorciado de la creencia de que ya tomamos al Cielo por salto. Nada de eso. En rigor, como apunté en Cuba: Educación en función de la Democracia, estoy convencido de que nos resulta indispensable reforzar desde la Escuela Primaria hasta la Universidad el tipo de educación que conlleve a conocimientos teóricos y prácticos; a hábitos y habilidades de acuerdo con las exigencias contemporáneas; a conductas que evidencia la aprehensión de Valores y lo mejor de la Civilización universal; a modo de comportamientos que resalten el respeto hacia las demás personas y aporte a la convivencia mutua, alejado de cualquier discriminación al prójimo; al estímulo a la edificación/perfeccionamiento del sistema económico-social e ideo-político que nos ha permitido llegar a nuestros días sin sucumbir a agresiones foráneas; y al tributo recurrente a la participación ciudadana y construcción del consenso, incluyendo la asimilación de todas las ideas que contribuyan a elevar la Dignidad, la Prosperidad, la Fraternidad y la Felicidad de cubanos/as y otros pueblos.

Por tanto, con un sinfín de razones este 22 de Diciembre hago una reverencia ante el conjunto de Docentes del Caimán Verde que con orgullo celebramos el Día del Educador en la Mayor de las Antillas y otras latitudes en las que se encuentren, y asumo que quien desee responder a la pregunta “¿En Cuba, cuánto aporta su Educador/a?”, apenas tendría que mirar hacia el impacto de ellos y ellas en la formación de Capital Humano; al tributo al desarrollo de otras naciones; y al hecho de que sus Mujer y Hombres son, sin sombra de dudas, una Columna en la continuidad del Socialismo frente al Capitalismo —más, a la par de nuestra dinámica actual.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s