Millares de universitarios, víctimas del conflicto y otros bogotanos marcharon hoy en el transcurso de la movilización que denominaron Colombia Pacífica.

Esta es la la tercera protagonizada este mes por la ciudadanía en defensa de la paz.

Como es casi habitual en las manifestaciones convocadas aquí, los participantes caminaron por la céntrica Carrera Séptima hasta la colonial Plaza Bolívar, situada frente al Congreso de la República, el Palacio de Liévano y la Catedral Primada, con carteles en los que pidieron el fin de la guerra interna y un consenso para seguir adelante con el proceso pacificador entre el Gobierno y las FARC-EP.

Se trata de una demostración autónoma coordinada por estudiantes con el apoyo de otras personas, la cual evidencia que los ciudadanos seguimos movilizados de manera permanente con un mensaje claro: el resultado del plebiscito no puede ser el regreso a la confrontación bélica sino un diálogo nacional, comentó a Prensa Latina José Antequera, uno de los líderes de la caminata.

El pasado 26 de septiembre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, suscribieron en Cartagena de Indias el llamado Acuerdo Final con el que se comprometieron a terminar el conflicto entre ambas partes.

Luego venció el No en el plebiscito del 2 de octubre, convocado para validar por vía popular ese documento, realidad que desató una controversia en torno al futuro del proceso de paz con dicha guerrilla y obligó al mandatario a escuchar propuestas de los simpatizantes del voto negativo con vistas a un eventual ajuste del pacto ya existente.

Al referirse a las motivaciones de las multitudinarias marchas desarrolladas luego de ese ejercicio democrático, el activista precisó que tanto los universitarios como los trabajadores, jubilados y otros de sus protagonistas demandan, además, que sea respetada la mesa de La Habana como el espacio legítimo para hallar soluciones ante el clima de incertidumbre imperante.

De ninguna manera aceptamos que el expresidente Álvaro Uribe pretenda determinar el curso de la paz como si representara a todos aquellos que rechazaron en las urnas el acuerdo, tampoco un arreglo a puertas cerradas en la Casa de Nariño con el ahora senador, expresó Antequera quien añadió que los manifestantes reprueban igualmente una renegociación desde cero.

Las marchas realizadas en esta capital y otras ciudades son independientes, ningún sector político puede apropiarse de ellas, insistió.

Esta mañana cientos de personas llegaron a la Plaza Bolívar para rendir homenaje a las víctimas del partido Unión Patriótica (UP) que sufrió un genocidio político en décadas pasadas cuando perdió a unos cinco mil de sus militantes.

Sembramos el Jardín de los Ausentes, sin olvido, escribió la presidenta de UP, Aída Avella, en su cuenta de Twitter.

Sobrevivientes del genocidio y familiares colocaron en esa explanada figuras que evocan a los militantes exterminados a partir de 1984.

La marcha Colombia pacífica tuvo ecos en otras urbes del país.

F/PL


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s