El Bloqueo, además de una Política fallida e injustificada, es un obstáculo para el desarrollo económico de Cuba y sus relaciones con los países del mundo.

 (horizontal-x3)

Dagoberto Rodríguez Barrera, embajador de Cuba en México.

No obstante los progresos en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos en materia diplomática, se mantiene la guerra económica contra la isla, particularmente la persecución de las transacciones financieras internacionales cubanas. “Los reiterados llamamientos del presidente Barack Obama a que se ponga fin a esta política contra Cuba no son suficientes. Debería ser consecuente y hacer uso máximo de sus prerrogativas ejecutivas para vaciar el bloqueo, de una vez por todas”, afirmó el embajador de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez Barrera en Conferencia de prensa celebrada la Embajada el pasado 22 de octubre. Sostuvo que Cuba reconoce los progresos en las relaciones con Estados Unidos y los pronunciamientos del Ejecutivo estadunidense de que debe de eliminarse el bloqueo. Sin embargo, esta política calificada por la comunidad internacional como obsoleta, hostil e injusta se mantiene y con ello, las profundas afectaciones a la economía cubana y limita severamente el derecho al desarrollo del pueblo cubano, afirmó.

Recordó que el próximo 26 de octubre se votará en la Asamblea General de la ONU, por vigésima quinta ocasión la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba”, el diplomático, dijo además: El pasado mes de septiembre, el presidente de Estados Unidos renovó las sanciones contra Cuba bajo la Ley de Comercio con el Enemigo, de 1917, que constituye la pieza fundamental de las leyes y regulaciones que componen el bloqueo.

“Esto significa que se mantiene la guerra económica contra Cuba y particularmente la persecución de las transacciones financieras internacionales cubanas. Aunque Obama anunció la autorización del uso del dólar en las operaciones internacionales de Cuba y la posibilidad de que los bancos estadunidenses provean créditos a los importadores cubanos de productos estadunidenses autorizados, nada de esto se ha materializado”, precisó. Sostuvo que el bloqueo es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de los cubanos.

Informó que los daños ocasionados por el bloqueo en el último año ascienden a cuatro mil 680 millones de dólares. Y desde que comenzó a aplicarse esta política hace más de 50 años, los prejuicios son cuantificables en más de 125 mil 800 millones de dólares a precios corrientes.

Manifestó el embajador Rodríguez Barrera que el bloqueo tiene un carácter extraterritorial, viola el Derecho Internacional y lesiona la soberanía de otros países.

Al respecto, destacó que solo durante la presidencia de Barack Obama, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ha impuesto multas a personas e instituciones de otros países por un monto aproximado de 14 mil millones de dólares.

CUBA AGRADECE A MÉXICO SOLIDARIDAD

Por otra parte, dijo que Cuba agradece profundamente a México haber sido el único país de la región que no rompió relaciones diplomáticas a principios de la década del 60 del pasado siglo, y que mantuvo relaciones económicas y comerciales con la isla durante todo este tiempo “y que siempre ha alzado su voz en los foros internacionales para rechazar esta política inhumana”. Respecto a la resolución, expresó que Cuba espera contar con el voto abrumador de la comunidad internacional el próximo miércoles 26 de octubre “y está segura del invaluable apoyo del Gobierno y pueblo mexicanos, como ha sucedido siempre”. Resaltó que en el pasado 191 países de los 193 que conforman la Organización de las Naciones Unidas, apoyaron la resolución cubana.

En otros temas, consideró el embajador Rodríguez, que el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, no solo representa una preocupación para el pueblo cubano sino para todo el mundo. “Le preocupa al mundo no solamente a Cuba y preocupa no solamente que haya candidatos con esas expresiones, sino que sean apoyadas por una gran cantidad de ciudadanos, de integrantes de la sociedad estadunidense”, dijo.

Y sobre el posible triunfo de la demócrata, Hillary Clinton, el embajador de Cuba en México expresó: “Pensamos que quien gane en la contienda electoral en Estados Unidos, entienda que la única manera de resolver los conflictos es a través del diálogo, del respeto al Derecho Internacional”.

Respecto a los avances en la relación bilateral, Cuba-Estados Unidos, indicó que conviene que se respeten, conviene a ambas naciones.

Sobre la relación México-Cuba y a días de que termine su gestión diplomática en nuestro país, comentó a pregunta expresa que los lazos de México con Cuba, las relaciones, se encuentran en su punto más alto. Los lazos de cercanía siguen creciendo. Se mantiene el intercambio económico y comercial. Las inversiones de México en Cuba son de altísimo nivel.

Refirió que durante su gestión hubo visitas de ambos presidentes a las dos naciones. También de secretarios de Estado. “Pensamos que es importante la comunicación entre nuestra gente, entre nuestros pueblos”. Así, puso de manifiesto que es creciente el número de visitantes mexicanos a la Isla: 105 mil mexicanos en Cuba el año pasado y este año se esperan 130 mil, esto es un crecimiento de 30 por ciento en un año. Y también vienen muchos cubanos a México, refirió.

SEVERAS AFECTACIONES FINANCIERAS

En otros temas, sobre las afectaciones a terceros por el bloqueo a Cuba, citó que el 20 de octubre del año pasado, el banco francés, Credit Agricole, tuvo que pagar una multa conjunta de mil 116 millones de dólares, por procesar 173 transferencias electrónicas vinculadas a propiedades de interés para el Gobierno cubano o sus nacionales hacia o a través de instituciones financieras localizadas en Estados Unidos por valor de 91 millones 195 mil 314 dólares.

A inicios de febrero de este año, autoridades del banco alemán, Commerzbank, comunicaron a bancos cubanos el cese de las operaciones en los próximos meses como resultado de la multa impuesta por Estados Unidos en marzo del 2015 por un monto de mil 710 millones de dólares.

También refirió que la empresa Farmacuba, solicito a cuatro proveedores estadunidenses medios de protección y productos químicos biotecnológicos para la elaboración de medicamentos en la isla. Entre otros, la empresa multinacional, Sigma-Aldrich, se negó a responder a la solicitud cubana debido a las complicaciones derivadas de la aplicación del bloqueo estadunidense.

Señaló el embajador Rodríguez Barrera que el Laboratorio Anti-Doping de Cuba reportó que en junio de este 2016, la OFAC –agencia estadunidense que regula las sanciones económicas y comerciales del Departamento del Tesoro-, retuvo el envío a la isla de muestras biológicas procedentes de un grupo de atletas de Perú, en tránsito por Estados Unidos. Refirió que las muestras fueron remitidas por el Instituto Peruano del Deporte para su análisis por el laboratorio cubano, vía la compañía alemana, DHL. Por la aplicación de la política de bloqueo, el laboratorio que constituye un centro de referencia en Latinoamérica en la lucha contra el dopaje de atletas, no pudo cobrar los beneficios económicos del análisis de las muestras peruanas.

USO DE SUS PRERROGATIVAS

El embajador Rodríguez, dijo que el presidente de Estados Unidos, puede adoptar para modificar la implementación de aspectos de la política de bloqueo contra Cuba, entre otras medidas: Posibilitar a entidades cubanas abrir cuentas corresponsales en bancos de Estados Unidos; revertir la política de persecución financiera contra Cuba; autorizar las exportaciones directas de productos estadounidenses a empresas cubanas; permitir las importaciones en Estados Unidos de servicios cubanos o productos que constituyen rubros exportables de la economía cubana, incluyendo manufacturas en terceros países que contienen materias primas cubanas como níquel o azúcar. También autorizar a las corporaciones estadunidenses a realizar inversiones en la isla y autorizar a ciudadanos de Estados Unidos a recibir tratamientos médicos en Cuba.

Subrayó que estas acciones evidencian que una modificación sustantiva del andamiaje del bloqueo es posible si el Presidente de Estados Unidos utiliza sus amplias facultades ejecutivas. Al respecto, destacó el embajador Rodríguez Barrera que solo hay cuatro aspectos del bloqueo en los que el Presidente de Estados Unidos no puede actuar, pues se requiere de la acción del Congreso para su eliminación o modificación por estar reguladas por leyes. Se trata de la prohibición a subsidiarias de Estados Unidos en terceros países a comerciar bienes con Cuba, que se encuentra en la Ley Torricelli; la prohibición de realizar transacciones con propiedades estadunidenses que fueron nacionalizadas en Cuba, que contempla la Ley Helms-Burton. El impedimento a los ciudadanos estadounidenses de viajar a Cuba con fines turísticos y la prohibición de otorgar financiamientos para las ventas de productos agrícolas de Estados Unidos a Cuba, ambos en la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones del 2000.

F/El Sol de México

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s