Revelan guerra interna en la CIA después de invasión a Cuba en 1961

La desclasificación de parte del informe secreto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobre la invasión militar a Cuba por una brigada mercenaria en 1961, puso al descubierto las luchas intestinas dentro de la agencia de espionaje estadounidense.

En opinión de David Barrett, profesor de ciencias políticas de la Universidad Villanova, en Pennsylvania, la revelación del contenido del volumen V de esta investigación, que se mantuvo secreto por muchos años, deja conocer ‘la guerra interna dentro de la CIA, sobre quién tenía la culpa del fracaso de la invasión’ a Playa Girón, también identificada como los sucesos de Bahía de Cochinos, acaecidos del 17 al 19 de abril de 1961.

‘En esencia, es una historia importante del informe crítico del inspector general de la CIA, el cual culpó mayormente a la incompetencia de la agencia por el fracaso de Bahía de Cochinos’, aseguró Barrett, quien por años insistió en que se desclasificara esta parte del documento.

Durante más de 30 años, la CIA se resistió a hacer público el volumen V de la investigación, pese a las reiteradas demandas y solicitudes bajo la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act).

El Volumen V fue escrito por Jack B. Pfeiffer, historiador interno de la CIA, y presentado al Centro de Estudio de Inteligencia de la agencia de espionaje estadounidense el 18 de abril de 1984.

Pfeiffer sugiere que ‘la razón que los documentos fueron mantenidos en secreto fue por el temor de sacar a la luz los trapos sucios de la agencia (CIA), más que por contener cualquier información significativa de seguridad’.

En el documento recién desclasificado, Pfeiffer responsabilizó del fracaso de la invasión militar a Cuba al gobierno de John F. Kennedy, y plantea además que el informe del inspector general Lyman Kirkpatrick era ‘prejuiciado e incompetente’.

El historiador insiste en que el informe de Kirkpatrick ‘fue un intento disfrazado de culpar del fracaso de la operación contra Cuba al subdirector de planes de la CIA y principal responsable de la Operación Bahía de Cochinos, Richard M. Bissell, y al director en ese entonces de la agencia, Allen Dulles’.

También revela nombres de los principales oficiales de la CIA, encargados de recopilar información para la investigación, entre los que destacan William Gibson Dildine, Robert D. Shea y Robert B. Shaffer

A su vez, constan las declaraciones de Richard D. Drain, jefe de operaciones de la invasión, quien criticó severamente la actuación de Shea y Shaffer, y acusó al inspector general Kirkpatrick por intentar sustituir en su puesto a Bisell.

La discusión en Estados Unidos sobre quién es el responsable de la derrota en las arenas de Playa Girón, en abril de 1961 dura más de cinco décadas, en torno a una supuesta ‘mala decisión política’ del presidente Kennedy de no dar cobertura militar aérea a las fuerzas mercenarias de la Brigada 2506. En ese entonces, fuerzas conjuntas del Ejército Rebelde, la Policía Nacional Revolucionaria y las milicias populares cubanas, con el comandante en jefe Fidel Castro al frente, derrotaron el intento de invasión en apenas 72 horas, dejando a 114 mercenarios muertos en la playa, y unos mil 100 capturados y puestos a disposición de la justicia cubana.

Además, este informe recién puesto a disposición del pueblo, confirma la participación y responsabilidad de Estados Unidos en planes agresivos contra Cuba.

F/PL

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s