En Cuba se garantiza que cada persona con necesidad de hemodiálisis pueda contar con ese servicio totalmente gratuito.

1122-riñon.jpg

Por ACN. Más de cuatro mil pacientes reciben tratamiento sustitutivo de la función renal en Cuba, de los cuales alrededor de mil están viviendo con un riñón trasplantado, dijo en Sancti Spíritus, Guillermo Guerra Bustillo, director del Instituto de Nefrología Abelardo Buch López.

En declaraciones a la ACN, señaló que unos tres mil 100 enfermos reciben diálisis peritoneal en la Isla y agregó que aunque estas terapias son muy costosas en el orbe, se brindan de manera gratuita en el país.

El Ministerio de Salud Pública desarrolla políticas con el fin de garantizar que cada persona con necesidad de hemodiálisis pueda contar con ese servicio, así como también para que aquellos que fueron sometidos a un trasplante renal tengan a su disposición los inmunosupresores, cuyo costo anual de importación asciende a unos cinco millones de dólares.

Asimismo, el directivo refirió que en el archipiélago antillano se presta especial atención a los recursos humanos de esta especialidad, en aras de que el personal médico se encuentre bien preparado a la hora de diagnosticar y tratar a un paciente.

Igualmente puntualizó que en la nación cubana existen 51 unidades asistenciales nefrológicas, las cuales están concebidas para atender tanto a pacientes adultos como a niños, lo que constituye una de las principales fortalezas de esta prestación médica.

Agregó que de acuerdo con la estructura organizativa del programa de Donación y Trasplante en la Mayor de las Antillas existen nueve centros acreditados para realizar esa intervención quirúrgica, donde además de la renal, se han efectuado trasplantes hepáticos, de células hematopoyéticas, de córneas, así como uno cardíaco.

Apuntó que hoy se insiste en la necesidad de prevenir la enfermedad renal a partir de la promoción de estilos de vida adecuados y del diagnóstico precoz mediante el seguimiento del paciente que llega a la consulta, porque si éste presenta problemas cardiovasculares o vasculares, hipertensión o diabetes, tiene altas posibilidades de sufrirla.

Detalló que el bloqueo económico, comercial y financiero afecta esta prestación en el país, ya que actualmente la tecnología para realizar el tratamiento hemodialítico debe adquirirse en Europa a precios más elevados, mientras que los equipos de riñones artificiales pudieran obtenerse del propio Estados Unidos a un costo mucho menor.

También, añadió, nos vemos afectados por la escasez del material gastable y piezas de repuesto para mantener los dializadores, además de los medicamentos, todo lo cual no impide que hoy se preste ese servicio con la mayor calidad.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s