Zulan Popa: Nuestra convicción profunda es que habrá continuidad de la Revolución cubana

cubahabanera

Por Cubanamera*/ Resumen Latinoamericano . Días después de la histórica votación en la ONU contra el a Cuba, dialogamos con Zulan Popa, Segunda Encargada de Misión de la Embajada de Cuba en . La funcionaria nos pone en contexto sobre el y la significación de esta votación, pero también nos habla sobre cómo afectan a los cubanos las permanentes agresiones de hacia la isla y cuáles son las condiciones para la normalización de las relaciones entre los dos países. Además destaca el papel de los jóvenes, de la solidaridad desde y hacia Cuba y el futuro de la Revolución.

— Buenas tardes Zulan, queremos que nos cuentes acerca del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, y sobre la votación en la ONU del 26 de octubre, que fuera calificada como una victoria diplomática.

— Buenas tardes. Como tú comentabas, el día 26 de octubre se efectuó la votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, de la resolución cubana contra el bloqueo. Una victoria que puede considerarse histórica tomando en consideración que tuvo 191 votos a favor y 2 abstenciones. Por primera vez Estados Unidos se abstiene con respecto a esta resolución contra una política que viene aplicando, o que han venido aplicando, los sucesivos gobiernos norteamericanos durante más de 50 años. Israel también se abstuvo y la resolución no tuvo ningún voto en contra, por eso podemos calificar esta jornada como histórica. Una vez más la comunidad internacional ha reafirmado su rechazo a esta política que puede calificarse -o que califica- como un acto de genocidio, tomando en consideración que pretende rendir por hambre, por necesidades, al pueblo cubano, y con ello dar al traste con el proceso revolucionario que tiene lugar en Cuba.

¿Qué es el bloqueo?

Como te decía es una política que tiene más de 50 años, prácticamente desde el propio triunfo de la Revolución, el 1º de enero de 1959, y abarca un conjunto de medidas y de leyes que están dirigidas no solo a entorpecer el desarrollo de Cuba desde el punto de vista económico, financiero y comercial, sino también desde el punto de vista social, la salud, el … Todas las áreas de la vida en Cuba se han visto impactadas durante estos más de 50 años de revolución por el bloqueo.

Es una política que el presidente de EEUU, Barack Obama, ha reconocido como fracasada porque su principal objetivo, que es destruir a la Revolución cubana, no se ha logrado.

Hay un elemento que nosotros consideramos importante resaltar, que también el bloqueo ha pretendido aislar a la Revolución cubana. Yo creo que es válido recordar en este momento en 1962 cuando Cuba fue expulsada de la OEA, cuando prácticamente todos los países de la región le dieron la espalda a la Revolución cubana, pero hoy se ha demostrado que quien está aislada no es Cuba, no es la Revolución cubana, sino es precisamente Estados Unidos y esta política, que dentro de la sociedad norteamericana va teniendo cada vez un mayor rechazo de acuerdo con las mediciones, con las encuestas, con los sondeos que se han aplicado.

Cómo afecta el bloqueo a Cuba

Muchas veces se habla del bloqueo y muchas personas no conocen qué cosa es el bloqueo −que algunos califican como embargo pero realmente es un bloqueo por todas las medidas que están contenidas dentro de esta política−, que también es injusta, es ilegal, es unilateral. Es una política que han venido aplicando los diferentes gobiernos de EEUU.

Uno de los ejemplos es que Cuba no puede comprar medicamentos en EEUU. Cuba no puede comprar complementos para determinados equipos, digamos en el sector de la salud, lo que hace más costosa la aplicación de la salud en Cuba, que −muchos no lo saben pero una buena parte del mundo sí lo conoce−, la salud en Cuba es gratuita para todas las personas sin distinción de raza, sexo, procedencia, al igual que la educación. Son dos derechos fundamentales que la Revolución cubana ha priorizado y ha garantizado para todo el pueblo cubano.

El bloqueo impacta también en el sector del deporte, en el sector de la cultura. Si bien a partir del restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y EEUU, ha habido la aplicación de un conjunto de medidas por parte del presidente Barack Obama, que son medidas que están en el sentido correcto, son medidas favorables, pero son insuficientes precisamente porque el bloqueo todavía se mantiene.

Condiciones para la normalización de las relaciones bilaterales

Además, nosotros hemos dicho que para avanzar en este proceso de diálogo que hoy estamos desarrollando, que es un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, que no es solo restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países, es un proceso que abarca muchísimo más. Nosotros hemos dicho que la primera condición que se necesita para avanzar hacia esa normalización es precisamente la eliminación del bloqueo. Hay un segundo elemento que es no menos importante y complejo que el bloqueo, que es la devolución del territorio ilegalmente ocupado por EEUU en esa base que tienen en el territorio de . Otro de los elementos también es la eliminación de las transmisiones radiales y televisivas ilegales que pretenden subvertir el orden interno en Cuba. Son elementos, entre otros, que hemos dicho que habría que resolver, que habría que solucionar para avanzar en ese proceso hacia la normalización de las relaciones.

Hoy el mundo ha dicho una vez más No a este bloqueo. Nosotros, Cuba, su gobierno, su pueblo, agradecemos a los gobiernos del mundo que nos han apoyado. Ya esta es la vigesimoquinta vez que se vota una resolución en contra del bloqueo. Agradecemos a los movimientos de solidaridad, a todas las personas de bien en el mundo que confían en la construcción de un mundo mejor, que nosotros consideramos también que es posible, y que es posible precisamente sin bloqueo, sin la aplicación de medidas unilaterales, sin la aplicación de medidas que son extraterritoriales, porque también afectan a terceros países, y empresas de terceros países este conjunto de medidas.

Lo que podría hacer el presidente de EEUU

Otro ejemplo que puedo citar es que Cuba no puede utilizar el dólar en sus transacciones comerciales. Cuba tiene que ir a comprar otro tipo de moneda, lo cual hace más costosa cualquier transacción que tenga que hacer, cualquier compra de alimentos, de medicamentos, es muchísimo más costosa porque no puede utilizar el dólar en sus transacciones. El presidente norteamericano hace un tiempo atrás anunció que esto estaba resuelto, que Cuba iba a poder operar con dólares, pero lo cierto es que hasta el día de hoy no se ha podido materializar, no se ha podido concretar esta medida anunciada por el presidente.

El presidente Barack Obama tiene un conjunto de prerrogativas presidenciales que le permiten, o que pudiera implementar, para vaciar el bloqueo de la mayor parte de su contenido, porque el bloqueo tiene un conjunto de leyes y un conjunto de medidas que solo pueden ser levantadas por el Congreso de EEUU. Pero lo cierto es que si bien ha tomado algunas medidas que están en el sentido correcto y que ayudan a vaciar una parte del contenido de ese bloqueo, la mayoría todavía se aplica.

Por ejemplo, hay una ley que no permite a los norteamericanos hacer en Cuba, o sea no permite conocer cuál es la realidad cubana, conocer cómo vive el pueblo cubano, cuáles son los avances del pueblo cubano en materia de salud, educación, avances científicos, avances en el trabajo con la juventud, avances tecnológicos. Son un conjunto de cuestiones que el pueblo norteamericano no puede conocer, y solo pueden viajar aquellos que aplican dentro de 12 categorías que han sido establecidas dentro de estas medidas tomadas por el presidente norteamericano. De manera que, si bien el 26 de octubre se votó esta nueva resolución, depende esencialmente del Congreso de EEUU que se elimine esta política.

El respeto como base del diálogo

Es un elemento esencial para avanzar en ese proceso hacia la normalización de las relaciones entre los dos países. Nosotros tenemos profundas diferencias ideológicas con EEUU, tenemos visiones diametralmente opuestas sobre determinados temas, pero estamos dispuestos a conversar como lo estamos haciendo ahora, sobre la base del respeto mutuo, sobre la base de la igualdad, y del respeto al modelo socioeconómico y político que el pueblo cubano ha decidido, o escogió, desde el 1º de enero de 1959, que es la construcción de este proceso revolucionario.

Un proceso revolucionario que una de sus bases fundamentales es el ideario de José Martí, que es nuestro Apóstol; es también el internacionalismo; es también la solidaridad con los pueblos del mundo −que es una solidaridad que nosotros la entendemos como compartir lo que tenemos, no dar lo que nos sobra porque realmente no nos sobra, somos un país del tercer mundo, en vías de desarrollo− pero no hemos dudado en apoyar a muchos países ante desastres naturales, terremotos, tifones, ciclones, podemos poner muchísimos ejemplos…

La cooperación en salud y educación, el tema de la alfabetización que es un elemento tan sensible y tan importante, porque bien dijo Martí, “ser culto es el único modo de ser libre” y tenemos ese proceso de alfabetización que ha sido reconocido por la Unesco por su efectividad, que se denomina “Yo sí puedo”. Los médicos cubanos, el contingente Henry Reeve que está en aquellos países, por ejemplo cuando se produjo el terremoto en Pakistán, cuando se produjo el terremoto en Haití. Y la lucha contra el ébola, que es un elemento fundamental, Cuba dio el paso a pesar de ser una situación muy compleja, y fue algo reconocido por la OMS.

Hoy, en el caso de Cuba y EEUU se han producido visitas a Cuba de diferentes funcionarios de EEUU dentro de este marco del restablecimiento de las relaciones bilaterales. Pero nosotros reiteramos en este contexto que Cuba continuará construyendo revolución. Ahí contamos con el apoyo de los jóvenes. Si bien en muchos programas encaminados a subvertir el orden interno en Cuba, que tienen como eje central a los jóvenes, buscando cuáles son los principales líderes dentro de las organizaciones juveniles, dentro de los programas que se están ejecutando, hay una convicción del pueblo cubano de continuar construyendo este proceso revolucionario como un proceso perfectible. Porque es un proceso construido por hombres y por supuesto que es perfectible, pero es un proceso que nosotros vamos perfeccionando, que vamos adecuando a los nuevos contextos, a las nuevas coyunturas.

Las relaciones con el mundo y el papel de los jóvenes

Hoy Cuba tiene relaciones con más de 190 países en el mundo, una diplomacia revolucionaria que ha ido ganando fortaleza y reconocimiento a medida que ha ido pasando el tiempo, a través de la labor que nosotros hemos venido realizando. Hemos contado con el apoyo también de muchos amigos en tiempos difíciles, en tiempos complejos: el apoyo del presidente (que lamentablemente falleció), el apoyo del presidente Nicolás Maduro, hemos tenido el apoyo del presidente Correa, de Bolivia y de otros muchísimos amigos en el mundo, no solo en América latina y el Caribe, que han confiado y han creído en la Revolución cubana. Han confiado también y han creído en el liderazgo de Fidel, que es el líder de la revolución cubana, que está afortunadamente todavía para guiarnos; y hay una confluencia también entre la generación histórica de la revolución y los jóvenes, que siempre hemos estado asumiendo un rol central en la construcción de este proceso, pero hermanados en una confluencia importante, un intercambio generacional para dar continuidad al proceso revolucionario.

Porque precisamente una de las apuestas es que cuando ya no esté la generación histórica no habrá más revolución en Cuba, y nosotros los jóvenes decimos que no es así, está garantizada la continuidad de ese proceso, hay un legado de la generación histórica. Está el legado de Martí, está el legado de nuestros próceres, de los próceres de las guerras de independencia de Cuba que se iniciaron en 1868 cuando le dio la libertad a sus esclavos. Y que hay una convicción del pueblo cubano de defender su independencia, de defender su soberanía porque nos ha costado mucha sangre, nos ha costado mucho sudor, nos ha costado muchas batallas. No solo con las armas, sino una batalla ideológica, porque nosotros tenemos una batalla de pensamiento, y como dijo Martí, “ganemos la del pensamiento”.

Entonces es eso lo que hoy estamos haciendo, yo creo que el mundo reconoce el fracaso del bloqueo, el mundo reconoce la importancia que esta política sea eliminada. Hay un rechazo unánime de la comunidad internacional a ese bloqueo. Muchos dicen, bueno, si Cuba con bloqueo ha hecho todo lo que ha tenido, puede mostrar los logros que tiene (como por ejemplo alrededor de un 4% de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos, que es una cifra comparable con la de países muy desarrollados; la eliminación de la transmisión de VIH de madre a hijo, que es un hito en la medicina cubana; diferentes vacunas contra el cáncer, en particular la vacuna contra el cáncer de pulmón; el Heberprot que es un medicamento que evita la amputación del pie diabético, solo por citar algunos porque tenemos muchísimos logros en muchísimas esferas)… Si con bloqueo hemos podido hacer eso, cuánto no hubiéramos podido hacer nosotros sin ese bloqueo que tanto nos ha afectado.

Puedo hablar porque yo soy de una generación que ha nacido bajo los efectos del bloqueo, y realmente es impactante para el pueblo cubano. Lo que pasa es que el pueblo cubano es un pueblo aguerrido, es un pueblo con muchos deseos de trabajar, con muchos deseos de hacer y de seguir adelante, construyendo un mundo que nosotros creemos que puede ser mejor sobre la base de la hermandad, del respeto mutuo, del respeto a la soberanía, de la igualdad. Y de respetar sobre todo el sistema político, social y económico que cada país quiera hacer.

El mundo contra el bloqueo y la solidaridad

Eso es lo que nosotros hemos pedido, sobre esa base es que se desarrollan los diálogos con EEUU, y mientras haya bloqueo Cuba continuará presentando la resolución en la . Muchos dicen ¿pero cómo, si se aprueba esta resolución por qué no se aplica? Y el problema es que las resoluciones que aprueba la tienen carácter no vinculante, o sea que no necesariamente hay que aplicarlas, y eso es lo que sucede. Pero yo creo que sí es importante que año tras año se escuche la voz de la comunidad internacional diciéndole “No al bloqueo”, “Abajo el bloqueo”,porque no solo está afectado el pueblo cubano sino también están afectados otros países, y porque además son medidas unilaterales que EEUU debe eliminar también de manera unilateral.

Porque no ha sido Cuba la que ha agredido al pueblo norteamericano (al cual también agradecemos ese sentimiento de apoyo real, bueno, efectivo), esta política que EEUU viene aplicando durante más de 50 años no ha sido su culpa, es que ha agredido al pueblo norteamericano. Nosotros le reconocemos al pueblo norteamericano tal cual el pueblo norteamericano nos reconoce a nosotros. y es un tema que hoy cobra mayor relevancia.

El tema del bloqueo ha sido durante muchos años invisibilizado por los grandes medios de comunicación. Y muchas veces tergiversada la realidad. Hoy yo creo que este tema va cobrando mayor visibilidad, pero también tiene que ver con esa batalla de ideas que hemos venido dando sin descanso año tras año y en la cual muchísimos amigos en el mundo nos han apoyado.

Entonces contamos con ese voto reiterado de los amigos, del , que tiene una fuerza fundamental en la denuncia del bloqueo y en todas las afectaciones que tiene −porque realmente durante este año el bloqueo lejos de suavizarse se ha recrudecido, la aplicación de las medidas y de las leyes contenidas en el bloqueo más allá de las medidas que ha tomado el presidente de EEUU− Pero el Movimiento Colombiano de Solidaridad ha tenido un papel fundamental en la denuncia de esta política de los sucesivos gobiernos de EEUU contra Cuba.

Otras leyes de agresión a Cuba

Hay un elemento que no está totalmente desvinculado y es toda la cuestión relacionada con la Ley de Ajuste Cubano, que es una ley que está vigente desde 1966 y que estimula la emigración ilegal de cubanos hacia EE.UU. ¿Sobre qué base? Bueno, de ofrecerle un conjunto de beneficios a toda aquella persona que de manera ilegal ingrese a territorio norteamericano, si es cubano. Es un trato discriminatorio y preferencial porque a ningún emigrante que llegue de manera ilegal, ni haitianos ni centroamericanos ni de ningún otro país, lo deja ingresar EE.UU. si lo hace de esa manera: solo al inmigrante cubano, que es también una manera de agredir a la Revolución cubana.

Desde 1966 se está aplicando esta ley aparejada a la política “pies secos-pies mojados”, que es una de las maneras de agresión que han utilizado los sucesivos gobiernos de EEUU. También han dicho que no van a eliminar esta política, que se va a mantener, pero que genera una situación muy compleja porque está aparejada también a todas las bandas, cooperan con el tráfico de personas que tienen riesgo para la vida de las personas, muchas personas que también salen con niños, personas en diferentes condiciones. Y además genera también una situación compleja para terceros países porque se crean corredores para que estas personas puedan ingresar o con las pretensiones de estas personas de ingresar a EE.UU. de manera ilegal.

Son cuestiones que están sobre la mesa, muchas de ellas continúan vigentes, son maneras de agredir a la revolución cubana, nosotros conocemos de todo tipo de agresiones.

—Está el programa de Parole, da la impresión de que hay un doble discurso en el sentido de que ellos reconocen la labor de la medicina cubana en salud, la investigación, pero a la vez está este programa para robarse los médicos cubanos…

Efectivamente, hay un otorgamiento de una visa Parole a los profesionales de la salud que abandonen las misiones, que puede ser en Venezuela, puede ser en Brasil, puede ser en Ecuador. Entonces el otorgamiento de esta visa también tiene un conjunto de beneficios, de condiciones preferenciales, para estimular precisamente el abandono de estas misiones, y hace parte de la política de robo de cerebros que la Revolución cubana −que es una revolución bloqueada−, le cuesta muchísimo formar un profesional sobre todo de la salud, es reconocida la calidad de la formación de los profesionales de la salud en Cuba.

Hay un reconocimiento de los logros de Cuba en materia de salud pero paralelamente se da este conjunto de acciones, de medidas, para estimular la deserción de esas misiones de salud que se están desarrollando en diferentes países como parte de esa política de solidaridad que tiene la Revolución cubana con diferentes países del mundo.

No por ello vamos a renunciar a continuar colaborando con los países hermanos, con los pueblos que necesitan esa atención en salud; con los países que necesitan la formación de médicos que puedan trabajar en las comunidades, que puedan atender a los más necesitados, a los menos favorecidos y que puedan aplicar políticas que tengan un contenido mayormente social, orientado a atender a las poblaciones más vulneradas; a esas poblaciones que tienen menos beneficios, o que han sido históricamente apartadas, han sido desconocidas. Nosotros vamos a continuar apoyando a pesar de esa política que aplica EE.UU. con respecto a los profesionales de la salud cubana.

Solidaridad con Cuba

Hoy en el caso particular de Colombia, reiteramos nuestro agradecimiento al Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba, a los medios alternativos que nos han apoyado en la denuncia del bloqueo −entre ellos el blog Cubanamera que ha estado permanentemente trasladando información−, y a muchas otras personas que de manera anónima nos han estado apoyando, y nos han apoyado no solo en este contexto, sino en otros mucho más complejos, han estado apoyando y han confiado en la Revolución cubana.

Para ellos todo nuestro agradecimiento, todo nuestro apoyo. Recientemente tuvimos en Cali el vigésimoquinto encuentro del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba que tuvo la presencia de Kenia Serrano, la presidenta del Instituto Cubano de Solidaridad con los Pueblos y ya ella lo decía, reiteraba ese agradecimiento, ese reconocimiento a la labor del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba que durante más de 25 años ha venido trabajando a favor de la Revolución cubana, denunciando el bloqueo, denunciando estos programas encaminados a subvertir el orden interno en Cuba; resaltando los logros de la Revolución cubana, los avances de la Revolución cubana; participando año tras año en la brigadas de solidaridad; apoyando cada vez que ocurre un desastre natural. Ahora tuvimos el huracán Matthew que afectó básicamente la región oriental, en particular Baracoa, y ese Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba y los amigos de Cuba en Colombia han apoyado con el envío de donativos, de recursos también para los damnificados por estos desastres naturales. Para ellos todo nuestro agradecimiento, todo nuestro respaldo, acá seguiremos luchando juntos como lo hemos hecho durante todos estos años. Reiterar que esta es una batalla hoy en el terreno de las ideas, es una batalla de pensamiento y reitero la frase de Martí tendremos que ganarla a pensamiento.

— Estamos muy próximos a las elecciones presidenciales en EEUU* ¿Qué piensan que puede pasar en caso de que gane uno u otro de los candidatos?

— Bueno, nosotros lo que decimos es nuestra convicción profunda de que habrá continuidad de la revolución cubana. Parecería complejo dar marcha atrás a este nuevo contexto ya de restablecimiento de relaciones bilaterales, pero nosotros reiteramos que siempre tendrá que ser sobre la base del respeto al orden político, económico y social que el pueblo cubano escogió, reitero, desde el 1º de enero de 1959. Que es la construcción de una revolución socialista, un próspero y sostenible como bien ha dicho el general del Ejército [Raúl Castro], nuestro presidente, y reiteramos que para que haya una efectiva normalización de las relaciones entre los dos países, pues tendrá que ser eliminado el bloqueo; tendrá que ser eliminado el territorio ocupado ilegalmente en la base naval de Guantánamo; tendrán que ser eliminadas de manera unilateral esas transmisiones radiales y televisivas que lo que pretenden es derrocar a la Revolución cubana.

Nosotros seguimos firmes construyendo nuestro socialismo, un socialismo por supuesto adaptado a nuestra realidad, a nuestras condiciones. Somos una isla del caribe, un país pequeñito, no tenemos todos los recursos naturales que tienen otros países pero sí tenemos mucha fuerza, tenemos una política orientada fundamentalmente a la generación de profesionales, de personas que puedan aportar a la formación de profesionales y que puedan aportar a la formación y a la construcción de esa revolución, y que ahí estamos nosotros dispuestos a dar la batalla.

* Entrevista realizada en Bogotá el 29 de octubre de 2016.

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s