La obra de Fidel no podrá destruirse.

 

images

Por Camila Moreno. La voz se apaga, el corazón se para, los ojos se cierran y la herida se abre en un pueblo, en un continente, en un planeta que llora el asfixiante entorno que el consumismo ha impuesto; un mal que consume al planeta, un problema que un genio político, humano y popular supo alertar en aquella Cumbre en 1992 y nadie lo escuchó.

Fidel, Comandante, Padre, Amigo: Hoy te lloramos porque por naturaleza humana ha reclamado tu espacio, un espacio que forjo la ejemplaridad la cual nos une, que hace que te llevemos dentro, que te sintamos en cada paso de avance, en cada tropiezo cuando sabemos reponernos.

Eres más que un líder, más que una celebridad, más que Dios. Tu obra es la guía a seguir, la luz para iluminar, las fuerzas para superar y la voluntad para no claudicar.

Aunque te consideremos nuestro eres de todos, del pobre, del indio, del negro, de blanco, de río, del monte, de la palma, del cielo, de todo lo que existe y forma parte de la vida del ser humano; porque tu ideal no fue solo político, fue ambientalista, humanista, solidario, fue ÚNICO.

Las palabras están dichas y escritas, pero pueden perderse, tergiversarse, destruirse. Tu obra no, tu obra es cimiento, raíz del futuro, aliento del necesitado, fortuna para el nacido después del 1959, esperanza para el que no conoce la libertad, convicción del que ha visto una alternativa social y humanista al despiadado mundo capitalista; a la codicia, al egoísmo.

¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE!!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s