En tono respetuoso diálogos con ELN, afirma gobierno colombiano

Por Adalys Pilar Mireles, Pl en Bogotá. En medio hoy del escepticismo que ronda el naciente proceso de paz con el ELN, el jefe de los negociadores del gobierno colombiano, Juan Camilo Restrepo, despejó dudas al asegurar que los diálogos transcurren en tono respetuoso.

Queremos ir rápido pero no de manera atropellada, preferimos hacerlo con tranquilidad y prudencia, recordemos que las conversaciones con las FARC-EP duraron más de cuatro años y nosotros llevamos escasas cuatro semanas, manifestó el vocero gubernamental con la clara intención de negar versiones sobre un estancamiento de las pláticas en la capital ecuatoriana.
Dichas discusiones, desarrolladas en un ambiente prácticamente hermético, persiguen conseguir un acuerdo similar al logrado ya con las también insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), ahora en proceso de desarme.

Nosotros no nos hemos fijado fechas fatales, perentorias (…) ; el Gobierno quiere avanzar hasta cuando sea prudente hacerlo, pero también tenemos muy claro que no vamos a negociar por negociar, insistió Restrepo en declaraciones a noticiarios locales.

El hecho de que ambas partes decidieran comenzar a dialogar en medio del conflicto enrarece aún más el clima en la mesa de Quito, complejo de por sí, comentó a Prensa Latina el senador Alberto Castilla, por el Polo Democrático Alternativo (PDA).

Mientras en algunas regiones los colombianos sienten los beneficios del cese el fuego decretado por el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, en otras zonas los pobladores sufren aún los efectos de la confrontación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), menos numeroso que las FARC-EP pero también activo hace más de medio siglo.

Consciente de esta dificultad, Restrepo admitió que es necesario recuperar la credibilidad en ese segundo proceso de paz, pero mientras el Ejecutivo espera que el ELN dé el primer paso al instaurar una pausa combativa unilateral, ese movimiento rebelde pide silenciar los fusiles de ambos lados.

Entregamos una propuesta a las dos delegaciones (del Gobierno y del ELN) encaminada a reducir la magnitud de la confrontación hasta llegar al silenciamiento total de las armas, añadió el parlamentario.

Según Castilla, una comisión del PDA sugirió adoptar medidas de una parte y otra, referidas por ejemplo a atender la situación de algunos presos en las cárceles del país y disminuir los ataques del ELN, a fin de allanar el camino rumbo al cese el fuego bilateral.

El 24 de noviembre Santos y Jiménez firmaron el pacto definitivo para terminar los enfrentamientos y hostilidades, resta ahora alcanzar un acuerdo con el ELN en busca de lo que políticos y analistas han llamado un escenario de distensión completo para Colombia.

Debemos perseverar en las negociaciones con esa última agrupación guerrillera, simultáneamente es tiempo de impulsar la implementación de todo lo consensuado con las FARC-EP, enfatizó el legislador.

Desmantelar de manera efectiva las bandas consideradas sucesoras del paramilitarismo es otro de los imperativos, sentenció.

Politólogos, defensores de derechos humanos y otras personalidades del escenario nacional aseguran que el resurgimiento de dichas estructuras constituye una de las principales amenazas para la construcción de la paz en Colombia y la vida de sus defensores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s