Jardín José Martí, latidos de Cuba en Colombia

PL en Bogotá. El jardín José Martí, el cual acoge hoy a unos 300 niños de una barriada bogotana, reunió a educadores, padres y pequeños quienes rememoraron el legado del escritor y patriota distinguido como Héroe Nacional de Cuba.

Surgido hace dos años con el fin de educar a infantes de la localidad de San Cristóbal, en su mayoría hijos de personas con escasos recursos económicos, el centro educacional es apadrinado por integrantes del movimiento colombiano de solidaridad con la isla.

Muchos de estos activistas asistieron a la ceremonia y obsequiaron a la institución una placa conmemorativa.

En la moderna edificación maestros, niños y sus familiares evocaron la trayectoria del pensador, quien murió el 19 de mayo de 1895 mientras combatía por la independencia de su patria del colonialismo español; así como la impronta del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, considerado el principal continuador del ideario martiano.A su partida dejó una prolífica obra literaria, tanto en prosa como en verso, entre la que sobresalen sus ensayos de contenido político y textos infantiles agrupados en la revista La Edad de Oro.

El jardín es una de las más de 400 instituciones de su tipo creadas como parte del programa Bogotá Humana, impulsado por el anterior alcalde de esta ciudad Gustavo Petro, y que perdura hasta la actualidad con sus funciones iniciales.

Además de ese sitio, en esta capital existe un parque que lleva el nombre de José Martí, donde cada 28 de enero (día de su nacimiento) amigos de la nación antillana le rinden homenaje, subrayó la segunda jefa de la misión de Cuba aquí, Zulan Popa.

Las ideas del prócer independentista fueron conocidas y aplaudidas por ciertos grupos de intelectuales locales, afirman historiadores.

Martí nunca ocultó su predilección por Colombia, no sólo a través de sus innumerables despachos periodísticos y ensayos, sino en las investigaciones y notas de miscelánea que se han recogido en sus Cuadernos de apuntes, afirmó en un artículo el reconocido escritor José Luis Díaz-Granados.

El insigne maestro -añadió- desembarcó en Panamá, entonces territorio de Colombia, el 21 de junio de 1894 procedente de Puntarenas, Costa Rica; y aunque esta fue la única vez que nos honró con su presencia física, se ocupó en diversas oportunidades de la suerte de nuestro país.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s