Contradicciones familiares

Por Luis Miguel Rosales. Ya lo he dicho en escritos anteriores: en el barrio se entera uno de lo humano y de lo divino. Simplemente lo que hay que saber escuchar. Hay muchos cubanos que viajan a visitar pariente, se pasan algún tiempo con los suyos y después regresan y se incorporan a su vida cotidiana. Otros viajan bajo el auspicio del imperio, desgañitan un poco por los lugares que visitan, “cargan las pilas” (y las carteras), conversan con sus contrapartes que se dedican al negocio del “anticastrismo” y después regresan “a jugarse la vida” en su lucha “por la libertad y la democracia”.

Claro que con cada viaje, a los que le va bien de estos últimos; su “lucha” mejora considerablemente en tanto que pueden invertir en construir o reconstruir sus moradas, comprarse un “carrito”, visitar con más frecuencia la “shopping” y otras “arriesgadas” acciones “anticastristas”. En las conversaciones con sus contrapartes se enteran de muchas cosas que después comentan como si estuvieran hablando de beisbol o de futbol, sobre todo los que regresan “molestos” porque “los llevaron recios” y no pudieron “tocarse con limón”. Y aunque usted no lo crea, por esa vía supimos lo siguiente:

“Se profundizan las pugnas internas entre Carlos Paya y Regis Iglesias, directivos del llamado “Capítulo español” del MCL, con Rosa María Paya, hija del fallecido contrarrevolucionario Osvaldo Payá. Esto más bien parece una disputa familiar, porque Carlos Paya, quien es tío de Rosa Paya, se queja de que su sobrina ha recibido de la USAID (Agencia del Gobierno de los EEUU) más de un millón de dólares para sus actividades anticubanas, que sin embargo ha utilizado para elevar su nivel de vida, realizar constantes viajes por Europa y América Latina a fin de participar en supuestos encuentros internacionales. Según Carlos Paya, Rosa María y su madre, Ofelia Acevedo, se quedan con todo el dinero que reciben del Gobierno de los EE.UU y no son capaces de entregarles recursos financieros a él y al Capítulo Español del MCL para sostenerse y desarrollar sus actividades. Se conoce que tanto Carlos Paya como Regis Iglesias están desocupados en España.

“Se ha conocido también que Carlos Payá ha tenido serias discusiones con su esposa española, que es Profesora de la Universidad de CEU San Pablo, pues la misma le critica que gasta más de 200 euros en llamadas telefónicas y en entrevistas relacionadas con sus actividades “opositoras” sin estar empleado, restándole ese dinero al restringido presupuesto familiar. Carlos Payá sostiene que la actitud de Rosa María Paya de aislarlos de las principales actividades en las que participa el MLC, se ratificó cuando la misma no los invitó a la conferencia que tuvo lugar en el Parlamento Europeo el pasado 25 de abril, organizada por la Fundación Konrad Adenauer, en la cual se exigió que en los acuerdos bilaterales entre la Unión Europea y Cuba, se reconozca el derecho de los cubanos a elecciones, libres, plurales y justas. Carlos Payá finalmente consideró que Rosa María Payá y su madre han secuestrado el liderazgo y la imagen del MCL con fines netamente personales.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s