Cumbre boliviana promovió la unidad e integración de los pueblos

PL en Tiquipaya, Bolivia. La Conferencia Mundial de los Pueblos convirtió a Bolivia durante dos días en epicentro de debates centrados en promover la libre movilidad de las personas y fomentar la unidad entre todas las naciones.
Celebrada los días 20 y 21 de junio de la localidad de Tiquipaya, departamento de Cochabamba, la cita llamó a la integración latinoamericana y rechazó los pronunciamientos racistas y xenófobos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Miles de participantes en el cónclave condenaron la decisión de construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México y rechazaron las nuevas medidas anunciadas por Trump para recrudecer el bloqueo impuesto a Cuba por Washington desde hace más de 50 años.

Promovido por el presidente boliviano Evo Morales, el evento acogió a delegados de 43 países, representantes de movimientos sociales, políticos del mundo y a los expresidentes de Ecuador y Colombia, Rafael Correa y Ernesto Samper, respectivamente.

La solidaridad con el gobierno venezolano ante los ataques de sectores de la derecha para desacreditar a la Revolución Bolivariana también marcó las jornadas de la cumbre de los pueblos, que además contó con una amplia representación de comunidades indígenas originarias.Banderas de Bolivia, Argentina, Chile, Brasil y Cuba, entre otras, ondearon en la Universidad del Valle -sede el evento- como símbolo de la hermandad entre los pueblos de la Paria Grande: América Latina.

La conferencia también respaldó la demanda marítima impuesta a Chile con el propósito de que Bolivia recupere su salida soberana al océano Pacífico, arrebatada por ese país vecino durante la invasión de 1879.

El pensamiento independentista de Simón Bolívar, José Martí, Hugo Chávez y Fidel Castro -considerados titanes de la emancipación latinoamericana- condujo los debates de la cumbre que en las últimas horas de este miércoles dio a conocer su declaración final.

Entre los ejes fundamentales del documento sobresalen la defensa de un mundo sin muros físicos o mentales que promuevan la discriminación, así como al derecho de todos los hombres a una ciudadanía universal.

Superar la perspectiva hegemónica de política migratoria por una visión humanista que permita ‘acoger, proteger, promover e integrar’ a las personas, sobresale como otro de los pilares de la declaración.

Asimismo, propone crear una Defensoría Mundial de los Pueblos por los Derechos de las personas migrantes que promueva la libre movilidad, sin importar fronteras.

La Conferencia Mundial de los Pueblos desarrolló espacios inclusivos y de reflexión con el propósito de desmontar muros físicos, legales y mentales como la discriminación y el racismo, además promovió la convivencia en armonía con la Madre Tierra: protectora de todos los seres humanos.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s