Cuba, Trump y sus “malnacidos asesores”

Por Luis Miguel Rosales. Todo parece indicar que los “asesores” del Presidente Trump sobre el tema Cuba son personas que se dedican al grotesco arte de “chocarrear” . Este es un verbo poco usado en el español de Cuba, por eso encaja perfectamente a la hora de catalogar al hatajo de despreciables malnacidos, que han asumido la poco honorable misión de despotricar contra el país donde alguno de ellos nació por equivocación. Son esos mismos que han estado clamando una y otra vez, desde el 1ro de enero de 1959 e incluso desde antes de esa fecha, «ahora sí…, ahora sí…, este sí que es el fin del “castrismo”». Eso lo han dicho cada vez que un nuevo Presidente asume la poltrona de la Casa Blanca como mandamás del imperio. Ya sabemos la sarta de mentiras y estupideces que dijo Trump el pasado 16 de junio, cuando anunció cambios de la política de EEUU hacía la Isla, como pago a unos mezquinos votos a su favor en el Congreso. Con ese ejercicio de “guanajería”, dio una demostración de total ignorancia sobre el país que absurdamente pretende “liberar”.

Cada cual se rodea con los asesores que se merece y algunos de ellos, ante aquel público compuesto por unas 800 personas que fueron cuidadosamente seleccionadas y que más que una representación era quizás el universo que compone la desvencijada, maltrecha y poco creativa extrema derecha de origen cubano, que se regodeó dando muestras de su mentalidad anexionista, escuchó, aplaudió y premio con el aullido de guerra (U.S.A…U.S.A…U.S.A…), que los califica como auténticos admiradores de William Walker y promotores de la doctrina Monroe por aquello de “américa para los (norte) americanos…”, lo cual deleitó al magnate inmobiliario devenido Presidente.

Y entre las “chocarrerías” que allí se dijeron esta la consabida “ahora si…”, disfrazada esta vez de una palabrería algo vacilante, cuando uno de los “asesores”, dijo aquello de que: «esta es la política que pudiera dar al traste con el “castrismo”». Aquí se vuelve a repetir el estribillo que se ha venido machacando cuando pronunciamientos similares han sido proferidos por los 11 anteriores Presidentes, pero se observa un dejito de duda cuando el referido “asesor” introduce la condicional “pudiera”, lo que equivale a asegurar que “a lo mejor no pueden”. Por su parte otro “chocarrero” expresó con el pecho henchido: “(…) al pueblo de Cuba: el Presidente Trump está con ustedes y no pasará por alto…bla, bla, bla”. La otra “chocarrería” estuvo a cargo del grupusculero Jorge Luis García Pérez (Antúnez). Dicen que a este no le cabía un alpiste en el trasero cuando “su Presidente” lo mencionó y al terminar el show, con algunos kilos extras (no de peso, sino de pesos) y con su banderita norteamericana en la mano, pronunció una frase para la historia: “voy a trabajar por la unidad…”. Con relación a lo que dijeron sobre este chiste de mal gusto la doña de las “damas del imperio”, sus congéneres Martha Beatriz y el “especialista” en asuntos de contrainteligencia José Daniel Ferrer, les hablaré en otro momento.

1 Decir chocarrerías, chistes groseros, fullerías.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s