Turoperadores piden regreso de personal a embajada de EE.UU. en Cuba

PL en Washington. Un grupo de 28 turoperadores y organizaciones especializadas en viajes educativos a Cuba pidió hoy al Departamento norteamericano de Estado el regreso de diplomáticos y funcionarios consulares a su embajada en La Habana.

Al mismo tiempo, llamó a cambiar la advertencia de viajes a la isla caribeña desde el Nivel tres en el que se ubica actualmente (el cual pide a los norteamericanos reconsiderar un viaje) hasta, al menos, el Nivel dos (ejercicio de mayor precaución).

Mediante un comunicado, los firmantes de la solicitud indicaron que esta se realiza en vísperas de que el Departamento de Estado tome la decisión de permitir el regreso o no de sus funcionarios a la sede diplomática, la cual se espera que sea anunciada el próximo 4 de marzo.

El 29 de septiembre la agencia federal anunció la retirada de más de la mitad de su personal de dicha legación como respuesta a incidentes de salud reportados por sus trabajadores, sobre los cuales hasta ahora no hay resultados concluyentes.

Al mismo tiempo, dio a conocer una advertencia de viajes en la que indicaba a los ciudadanos estadounidenses que no visitaran la nación antillana; para luego, en enero, al cambiar su sistema de alertas, ubicar a la isla en el Nivel tres de un total de cuatro.

Para Andrea Holbrook, presidenta y directora ejecutiva de Holbrook Travel, una de las compañías que firmaron la solicitud, una calificación de Nivel tres no se justifica para Cuba, ya que no hay causas confirmadas de ciudadanos privados o viajeros con síntomas similares a los reportados por los diplomáticos.

‘Esta advertencia de viaje inapropiada ha causado miedo y confusión y ha reducido drásticamente la cantidad de ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba’, lamentó en un comunicado difundido por el Centro de Turismo Responsables (Crest).

Según el texto, una encuesta realizada en enero pasado por entre 42 operadores turísticos y organizaciones de viajes descubrió que ninguno de sus clientes reportó sufrir problemas de salud similares a los aducidos.

Colectivamente, los encuestados enviaron a más de 42 mil viajeros estadounidenses a Cuba en 2016 y 2017 y, además, no se han confirmado casos de padecimientos similares entre los aproximadamente 700 mil ciudadanos estadounidenses que visitaron la nación caribeña el año pasado, subrayó el comunicado de Crest.

Kate Simpson, presidenta de Academic Travel Abroad, Inc, sostuvo que las acciones del Departamento de Estado han afectado negativamente a las empresas e instituciones que envían viajeros a la isla, y a los ciudadanos cubanos interesados en un visado para este país.

Si bien el nuevo sistema de advertencias de viajes es una mejora positiva, en términos de claridad y organización, es decepcionante que la clasificación de Cuba revele claramente un sesgo político, socavando la credibilidad de los servicios consulares del Departamento de Estado, apuntó.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s