El circo del G-20 en Argentina

Más de un millar de personas participó este jueves en la Cumbre de los Pueblos, en la que activistas y organizaciones se oponen a la reunión de presidentes del G-20.

Por Lídice Valenzuela. Buenos Aires, la capital del tango, es escenario este fin de semana de la Cumbre del G-20 en la que, por la presencia de los líderes de las 19 naciones más industrializadas del mundo y la Unión Europea, millares de personas protestan en las calles por la reunión de repartición económica del planeta.

El presidente argentino Mauricio Macri, opacado por la recesión económica y endeudado hasta la médula, pero muy elegante en su traje de una refinada firma, es el sonriente anfitrión de una cumbre que, a lo interno, constituye una farsa entre naciones, un verdadero circo, pues sus relaciones están en reconocida crisis. Al frente de esa pugna, y con varios de sus considerados enemigos al lado, está el jefe máximo del imperialismo, el mandatario estadounidense Donald Trump.

Un Trump que amenazó hace días con no aparecer en Buenos Aires, para terror de Macri, y que este jueves desestimó su anunciada reunión con el presidente ruso Vladimir Putin debido a las últimas provocaciones de guerra de Ucrania, cuyo gobierno es aliado de Washington, contra el liderazgo moscovita.

China, Estados Unidos, Alemania, Rusia, Francia y Japón atraen el mayor interés de quienes siguen esta cita en un clima complejo, en la que no habrá acuerdos en torno a los temas que oficialmente serán tratados, mientras los pueblos manifiestan su desacuerdo con los posicionamientos de las distintas potencias y su repercusión en el cotidiano de los ciudadanos.

Durante dos días Buenos Aires paralizará su transporte público, y mientras permanezcan allí los líderes del G-20 el movimiento será casi nulo. El Gobierno estableció seis anillos de seguridad desde Puerto Madero y la Costanera Norte. La pretensión oficial es que no haya peatones circulando por zonas sensibles.

Movimientos sociales, organizaciones políticas de izquierda y sindicales de Argentina, de tradicional rebeldía ante los procesos de desmantelamiento social, en especial desde que Macri asumió la presidencia en 2015, están en las calles desde el pasado miércoles en rechazo a la presencia del G-20 en su país y la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a su mal gobierno.

La primera de estas protestas ocurrió en el Estadio Atlanta, organizada por el Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, coordinador de Confluencia Fuera G20, una agrupación de más de 100 organizaciones de derechos humanos, movimientos sociales, algunos gremios y partidos de izquierda que se oponen al foro y a las políticas antipopulares de sus dirigentes.

Según el diario Página 12, el mayor protagonismo lo tienen las formaciones políticas de la izquierda y los movimientos sociales que luchan contra los desmanes del derechista mandatario. En cambio, apunta, el Partido Justicialista y la Central General de Trabajadores, al igual que el llamado Movimiento Kirchnerista, determinaron seguir el encuentro internacional a través de los medios, sin marchas y con un perfil bajo.

El Movimiento Evita, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) sobresalen entre los grupos que rechazaron en el estadio bonaerense la reunión en que las 20 economías principales del mundo —solo el 10 % de los países— toman decisiones sobre el restante 90 %, con una agenda a la medida de las grandes corporaciones trasnacionales.

Se estima por distintos observadores que en El Atlanta se reunieron como mínimo 50 000 personas con banderas y pancartas con demandas contra el G-20 y el FMI, mientras otras 20 000 no tuvieron acceso por falta de cupo.

Las protestas comenzaron en Buenos Aires y otras grandes ciudades argentinas desde hace una semana y culminarán este sábado, con la llamada Fiesta del Pueblo, en la que actuarán importantes músicos de América Latina identificados con las luchas populares.

Foros, seminarios, mesas de discusión, actos político-culturales, talleres, charlas, marchas, eventos musicales, ferias de economía social, conversatorios y una fiesta final como clausura coparon de miércoles al sábado las convocatorias públicas y gratuitas contempladas en rechazo al G-20 en la Cumbre de los Pueblos, como una contra-respuesta a la cita oficial.

“La agenda del G-20 y del FMI es para llenar los bolsillos de las grandes corporaciones, de las grandes financieras, de los países imperialistas… Y es una agenda que no tiene en cuenta los derechos de los pueblos, de la naturaleza, de cada uno de nosotros”, dijo Beverly Keene, una de las portavoces de la Confluencia Fuera G20.

Nuestra Cumbre, recordó, comenzó en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Plaza de los dos Congresos de la ciudad. En los dos lugares hubo tranquilidad, mientras la mayor parte de la ciudad está tomada por 22 militares fuertemente armados, 5000 de ellos procedentes de Estados Unidos con el pretexto de garantizar la seguridad de los líderes mundiales.

Keene indicó a la prensa que “hemos intercambiado ideas y planes para fortalecer la resistencia y la organización popular, la construcción de alternativas”.

Además, planteó, hubo intercambio en redes internacionales como las de ALBA Movimientos, la Red Mundial de Abogados por la Soberanía Alimentaria, el Encuentro Sindical Nuestra América y las plataformas regionales contra los Tratados de Libre Comercio.

Este jueves se efectuaron hasta 16 actos diferentes convocados en la Plaza del Congreso, mientras se espera que miles de argentinos amplifiquen sus demandas y expresen su rechazo a Macri. Buenos Aires vive un constante movimiento de grupos que se reúnen en determinadas zonas de la ciudad, a pesar del poderoso despliegue castrense.

Claudio Lozano, presidente del partido Unidad Popular, afirmó que los “poderosos del planeta” que se congregarán en Buenos Aires “conducen un mundo signado por la desigualdad, al que le queda grande la palabra humanidad” y los trabajadores manifestarán su fuerza “ante los personajes llegados a la ciudad”.

Para tratar de evitar enfrentamientos con las fuerzas militares dispersas por las calles de la capital argentina, el presidente Macri se vio obligado a permitir la marcha de este viernes por la avenida 9 de Julio desde San Juan hasta Avenida de Mayo y por esta hasta la Plaza de los dos Congresos, a partir de las 15:00 (hora local).

El atildado anfitrión, que está evitando a toda costa el choque de los movilizados y las fuerzas armadas para no dar la peor imagen del país ante sus invitados, autorizó la caminata luego de recibir una carta al respecto de Pérez Esquivel para que se permitieran movimientos pacíficos en las calles, lo que algunos analistas consideran una ingenuidad, debido a la repulsa del pueblo al presidente, su adhesión al FMI y al G-20.

Para la agencia de prensa EFE, el gobierno derechista quiere evitar el escenario de la anterior cumbre celebrada en Hamburgo, Alemania, en 2017, las reprobaciones al foro degeneraron en graves enfrentamientos con la policía y destrozos en las calles.

La instrucción fue dada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien, según el comunicado oficial afirma que “el Estado no resignará el uso de las fuerzas militares en los casos que se pongan en riesgo la seguridad de las personas”.

El rechazo al jefe de gobierno y su política neoliberal aumentó del 42 al 65 % entre 2017 y 2018, debido a las medidas y recortes económicos implementados por mandato del FMI. De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa Circuito, la impopularidad de Macri creció en más del 30 % (19,4 puntos de negatividad) entre septiembre y octubre.

Y aunque la cumbre tendrá su foto oficial de familia, con un sonriente Trump con un misil bajo el brazo, con certeza no podrán ocultarse las profundas tensiones que rodean a los participantes de esta importante convocatoria.

Los principales líderes del mundo se han dado cita en Argentina, en medio de las protestas de movimientos sociales


  • Grupo de los 20 (G-20): Es el principal organismo económico-financiero del mundo y la institución principal del modelo económico actual a nivel global, en el cual confluyen las veinte economías más poderosas del mundo. Está compuesto por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.
  • Mauricio Macri: (Tandil, 8 de febrero de 1959)Ingeniero civil, político, empresario y dirigente deportivo argentino. Entre 2005 y 2007 se desempeña como Diputado Nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fue gobiernador de la Ciudad de Buenos Aires durante dos períodos. En 2015 se presenta como candidato a presidente por el Frente Cambiemos, coalición política conservadora y neoliberalista, y el 22 de noviembre es electo Presidente de la República Argentina.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s