PRUEBAS FALSAS Y ABUSO DE PODER MARCA LAVA JATO: ASÍ FUE COMO ENCARCELARON A LULA

Image result for los mensajes secretos de lavajato

MV. Mediante una fuente anónima, The Intercept Brasil recibió un conjunto de conversaciones privadas del equipo de fiscales detrás de la Operación Lava Jato con el actual Ministro de Justicia, Sergio Moro.

Lava Jato es famoso por ser el instrumento jurídico con el que se forzó la destitución de Dilma Rousseff, se apresó al ex presidente Lula Da Silva y se proyectó a Jair Bolsonaro como un “héroe anticorrupción” en Brasil. La conexión de esta operación política con la estrategia de intervención judicial de Estados Unidos, ha sido evidente y documentada desde el principio.

Según la ley brasileña, reseña The Intercept, un juez debe ser neutral, imparcial y debe permitir el trabajo de los fiscales. Ese principio ético fue violentado por el juez Moro, cabeza del Lava Jato, quien recientemente fue recompensado por apresar a Lula con el Ministerio de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro.

El juez Moro es un agente clave en la geopolítica a favor de EEUUEl juez Moro es un agente clave en la geopolítica a favor de EEUU

Reseña el medio que, violando la ley, Moro interfirió en la actividad del fiscal principal del Lava Jato Deltan Dallagnol. Según los archivos obtenidos, la fiscalía veía endeble las pruebas para acusar a Lula, al supuestamente recibir un apartamento del Grupo OAS, como soborno a cambio de facilitar millones de dólares en contratos con Petrobras

A falta de una prueba documental sólida, Moro conspiró con el equipo de fiscales para forzar la acusación de Lula para su posterior encarcelamiento. Tomó como prueba un artículo de O Globo de 2010, donde se acusaba (sin pruebas) a Lula de recibir un departamento. “Es bastante relevante desde un punto de vista probatorio”, dijo Moro.

Influidos por Moro, los fiscales del Lava Jato utilizaron este artículo como evidencia, pero acusaron y condenaron a Lula por un apartamento en un edificio diferente, lo que demuestra que la investigación fue imprecisa y orientada políticamente para criminalizar al Partido de los Trabajadores.

Esta filtración no sólo confirma el uso político de la Operación Lava Jato, apelando a la narrativa anticorrupción. Igualmente certifica que los nuevos mecanismos de intervención de Estados Unidos en la región, emplean al poder judicial como partido político y agencia de espionaje con el fin de destruir procesos de cambio o deshacerse de élites incómodas a sus intereses estratégicos.

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s